El Mundo
Miércoles 16 de Noviembre de 2016

Diputado Vaccaro: las razones del "No"

El diputado italiano Guglielmo Vaccaro es un ex integrante del oficialista Partido Democrático (PD) del primer ministro Matteo Renzi. Desde que abandonó la bancada oficialista en 2014, es un firme opositor a las principales políticas de reforma de Renzi.

El diputado italiano Guglielmo Vaccaro es un ex integrante del oficialista Partido Democrático (PD) del primer ministro Matteo Renzi. Desde que abandonó la bancada oficialista en 2014, es un firme opositor a las principales políticas de reforma de Renzi. Se opuso a la nueva ley electoral en 2015 y ahora impulsa una activa campaña contra la reforma constitucional y llama a votar por el "No" en el referéndum del 4 de diciembre. Estuvo de gira por Argentina recientemente, visitando Buenos Aires, Córdoba y Rosario. Aquí disertó en la Casa del Foro del Colegio de Abogados. Estuvo a su lado la ex senadora Mirella Giai, una referente histórica de los ciudadanos italianos en Rosario.

Vaccaro denunció en su gira argentina la "militarización de los consulados", que no le dieron lugar para que expusiera en su paso por el país. "Es siempre más evidente que la estrategia de recuperación de la desventaja del premier Renzi en el frente interno apunta afuera de Italia", es decir, al voto de los ciudadanos italianos en el exterior. El retroceso del "Sí" que se ha visto en las últimas semanas ha, efectivamente, valorizado a los votantes en el extranjero. Por estos días están llegando los sobres con los materiales electorales de la consulta (ver aparte). En Argentina, Vaccaro advirtió que "es necesario restablecer un equilibrio de las reglas del juego. Pido por lo tanto a los responsables de los comités del No pedir al presidente Mattarella, garante supremo de la nación, de intervenir en esta delicada cuestión democrática". Los comités del No se han multiplicado y son el principal sostén de la oposición a la reforma.

En el sitio "ilnocheserve.it", Vaccaro y otros críticos de la reforma explican por qué se oponen al cambio del diseño constitucional que impulsa Renzi. Admiten que "la crisis de la democracia italiana impone una reforma del funcionamiento del Estado y sus instituciones. Pero una reforma mala y dañina puede agravar la crisis y, presentada por la narración dominante como una reforma decisiva, se corre el riesgo de arruinar la posibilidad de renovar verdaderamente nuestro sistema político". La reforma "no supera el bicameralismo pero crea un caos de competencias", además "no produce simplificación" y "no define el rol de las Regiones". Asimismo, "modifica la base electoral de la Presidencia de la República", pero "sin definir mejor este delicado cargo institucional, dejando que lo exprese el solo partido de mayoría", más un mínimo apoyo externo.

Comentarios