Edición Impresa
Viernes 29 de Mayo de 2015

Dime con quién andas...

El escándalo mundial por corrupción en la Fifa estalló en Argentina y empieza a colarse en la política criolla.

El escándalo mundial por corrupción en la Fifa estalló en Argentina y empieza a colarse en la política criolla. Ayer, por ejemplo, hay quienes recordaban en voz alta que la semana pasada el candidato a gobernador del PRO, Miguel Del Sel, se paseó por los medios de prensa santafesinos con el empresario Eugenio Burzaco, ex jefe de la Policía Metropolitana y hermano de Alejandro, uno de los empresarios argentinos involucrados en los sobornos a directivos de la Conmebol y la Concacaf. Alejandro Burzaco es accionista y CEO de Torneos y Competencias, y los más memoriosos recordaban también que cuando Eugenio era jefe de la policía de Mauricio Macri, usaba los medios de su hermano para la propaganda macrista.

Repartió palos para todos lados

Se lo vio picante en su visita a la capital provincial al candidato a presidente por el Frente de la Izquierda, Jorge Altamira. El histórico dirigente repartió palos por igual contra el PRO y el socialismo en Santa Fe, y contra los principales aspirantes a la presidencia. Sobre el PRO dijo que “es el peronismo en su variante más degenerada”, y sobre el socialismo que fracasó en la provincia. “El problema es que ahora se viene Del Sel”, se lamentó. Cuando le preguntaron por la farandulización de la política fue más duro: dijo que es un fenómeno mundial y que en Argentina surgió con Palito Ortega en la época de Carlos Menem. Y remató: “Tres tipos que quieren ser presidentes fueron a Tinelli para decirle que tiene que ser presidente de la AFA”. ¿Alguien se animará a responderle?

¿Gobernador o juez de la Corte?

El 14 de junio habrá elecciones generales en Río Negro y todo indica que Miguel Ángel Pichetto aspira a convertirse en gobernador de la provincia. Claro que, como parece correr con desventaja ante el candidato radical, el hombre ya tendría un plan B para el caso de que eso no ocurra: convertirse en ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. En su entorno afirman que ya lo habló con Cristina y que la presidenta le dio su apoyo. ¿Será el actual diputado nacional ultra K quien está detrás de la campaña para desgastar la imagen de Carlos Fayt? El tiempo dirá.
 

Comentarios