Camioneros
Domingo 25 de Septiembre de 2016

Diferencias dentro del sindicalismo por la convocatoria al paro general

Barrionuevo afirmó que no es bueno para el país una huelga. Moyano la ratificó y dijo que la fecha ya está definida.

Luego de que el viernes la CGT unificada lanzara la convocatoria a un paro general, pero sin fecha definida, ayer comenzaron a surgir diferencias dentro del gremialismo. Luis Barrionuevo, ex líder de la CGT Azul y Blanca, dijo no creer que sus pares de la central obrera "quieran parar, porque no es bueno para el país", pero el secretario adjunto del gremio Camioneros, Pablo Moyano, dijo que la fecha de la huelga "ya está decidida", y opinó que no tiene ningún sentido entablar una instancia de diálogo con la Casa Rosada para frenar la medida de fuerza. Entretanto, algunas regionales, como la de Rosario, pujan para que el paro se efectivice y proponen que se haga el 17 de octubre, fecha en que se celebra el Día de la Lealtad Peronista (ver aparte).

"Lo mejor para el país sería que no tengamos que hacer el paro", dijo Barrionuevo y apuntó que si bien "hay un diálogo con el gobierno", también "se necesitan respuestas".

El referente sindical dijo "no creer" que sus pares de la CGT unificada "quieran parar", aunque advirtió que "no encuentran respuestas".

Tras señalar que "no es bueno parar", Barrionuevo dijo que "si hay respuestas" del gobierno, el sindicalismo "seguro" puede rever su decisión de concretar una medida de fuerza que todavía no tiene fecha definida.

La CGT que encabezan Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña dio el viernes pasado "marcha atrás" en el llamado a un paro de 24 horas tal como venía anticipando y optó por "agotar todas las instancias" de diálogo con el macrismo en la búsqueda de respuestas a sus reclamos antes de una eventual medida de fuerza.

El comité central confederal que deliberó en la sede sindical de Azopardo 802 de la Capital Federal facultó al consejo directivo de la CGT para que "le fije la fecha a las medidas de fuerza que considere convenientes" si el Poder Ejecutivo sigue sin brindar respuestas.

Tras más de tres horas de debate, el confederal facultó al triunvirato cegetista para que adopte "las medidas que considere convenientes" de persistir la falta de respuestas a sus demandas por la derogación del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, contra los despidos y los tarifazos y por la reactivación de la industria.

En ese sentido, Barrionuevo recordó que "hay gremios, no son muchos, que han firmado paritarias por 6 meses, y esos gremios se tienen que sentar a conversar cuál va a ser el aumento por los otros seis meses".

En esa línea, el dirigente sindical apuntó que la "mayoría" de los sindicatos firmaron "por el año", aunque "también se ponen cláusulas donde dice que si hay un desfasaje se vuelve a conversar".

Por su parte, Pablo Moyano (hijo del ex líder de la CGT Azopardo) ratificó ayer que la central obrera convocará a un paro general y opinó que "no va a tener sentido" la reunión pendiente entre la central sindical y el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay.

"La fecha está decidida, en los próximos días se la vamos a anunciar a los trabajadores", aseguró el sindicalista acerca de la medida de fuerza que el viernes confirmó la CGT antes de la reunión del comité central confederal.

A su vez, Moyano mencionó que "hay pendiente una reunión con el ministro de Economía" pero advirtió que "no va a tener sentido" y que la dirigencia sindical va a asistir solamente "por una cuestión de respeto".

"Vamos a asistir por una cuestión de respeto, porque no nos va a venir a explicar Prat Gay de modificar (el impuesto a las) Ganancias si ellos prometieron en campaña que lo iban a eliminar", sostuvo el dirigente camionero.

Consultado por si ve alguna posibilidad de que el gobierno responda a los reclamos del sindicalismo, Moyano dijo: "No vemos la voluntad de darle respuesta a lo que viene pidiendo la CGT, que es la reapertura de paritarias, eliminación del impuesto a las ganancias, un aumento urgente a los jubilados, la inflación, los tarifazos".

"Ojalá hubiera tenido la misma rapidez que tuvo para sacarle las retenciones al campo y a las mineras. Queda claro para qué sector de la población gobierna el presidente Macri", agregó.

Comentarios