Economía
Martes 20 de Septiembre de 2016

Diez años después, una misión del FMI volvió a auditar a la Argentina

Una delegación liderada por un funcionario italiano comenzó una serie de reuniones en el país. Ayer se encontró con la cúpula de la UIA.

Después de una década, una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) volvió a la Argentina para auditar sus cuentas nacionales. El desembarco de la delegación, encabezada por el italiano Roberto Cardarelli, fue festejado por el gobierno de Mauricio Macri como parte de la normalización de las relaciones con el mundo. La auditoría del organismo internacional adquiere importancia en esta etapa, en la que la deuda externa vuelve a ser un elemento central de la política económica nacional.

"Estamos reconstruyendo la relación con Argentina", destacó Cardarelli, quien mantuvo ayer junto a su equipo las primeras reuniones con autoridades argentinas y también se reunió con la cúpula de la influyente Unión Industrial Argentina (UIA).

El Fondo reanudó ayer la auditoría de las cuentas nacionales argentinas de acuerdo al Artículo IV por primera vez en diez años, ya que la relación con el FMI fue cortada en 2006, luego de que el ex presidente Néstor Kirchner saldará, en una política acordada en simultáneo con el gobierno de Brasil, saldar en una sola cuota toda la deuda que mantenía pendiente Buenos Aires con el organismo.

El presidente argentino, Mauricio Macri, saludó desde Nueva York que "después de diez años volvió el FMI".

"Argentina quiere volver a ser un país normal, creando las condiciones para eso", subrayó Macri durante un discurso en un panel de la reunión anual de la Clinton Global Iniatitive.

Macri destacó que su gobierno, que asumió en diciembre pasado, dio los pasos necesarios para restablecer las relaciones con los mercados financieros internacionales, entre ellos el acuerdo con los fondos buitre y la eliminación de las restricciones en el mercado de cambios. El regreso de las auditorías del FMI es otro de los pasos importantes, señaló.

La misión mantendrá reuniones con altos funcionarios de Argentina, economistas, legisladores y ONG para relevar información de los datos macroeconómicos con los que el FMI elaborará su comentario sobre la marcha de la economía local.

Tras esta misión, se presentará un informe al directorio ejecutivo del Fondo, que compartirá luego su opinión con las autoridades de Argentina, informó el Ministerio de Hacienda.

"Los informes suelen incluir un resumen de la situación de la economía, una enumeración de los riesgos y sugerencias de políticas; en ningún caso, estas recomendaciones son vinculantes para el país miembro", aclaró la cartera que conduce Alfonso Prat Gay en un comunicado.

Al referirse a los diez años sin revisiones, el Ministerio enfatizó que "salvo Venezuela y Somalia no hay ningún otro país que lleve tanto tiempo sin cumplir este compromiso". Recordó que en 2013 y 2014 el FMI preparó sendos informes que "no fueron publicados por pedido de las autoridades argentinos de ese momento", señaló.

"El Artículo IV representa un nuevo paso para la Argentina en su reinserción internacional", sostuvo el Ministerio de Hacienda dirigido por Alfonso Prat Gay.

El FMI aplicó en 2013 una moción de censura sobre Argentina por las sospechas de manipulación de sus estadísticas económicas oficiales y colaboró luego en la confección de un nuevo índice de inflación.

Durante la jornada de ayer, la delegación del FMI fue recibida en la sede de la UIA por el vicepresidente de la entidad fabril, Daniel Funes de Rioja, junto al director ejecutivo y economista jefe, Diego Coatz; y el jefe del Departamento Comercio Exterior, Alfredo Chiaradía.

Durante los 12 días de permanencia previstos en el país, los auditores dialogarán con el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger; el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay; y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, entre otros funcionarios, además de entrevistarse con actores del sector privado.

Según indicaron fuentes de la entidad empresaria, el encuentro fue pedido por la delegación del FMI y se trata del primero que mantuvo con una cámara sectorial. Al respecto, Funes de Rioja opinó que el organismo "quiso hablar con la economía real".

"Están interesados por todo aquello que afecta a la competitividad, los costos fiscales, infraestructura, fletes, costos no salariales, llamados impuestos al trabajo", agregó. El encuentro se extendió por una hora.

El viceministro de hacienda, Pedro Lacoste, se reunió también ayer con el titular de la misión del Fondo Monetario.

Comentarios