Newell's
Sábado 27 de Agosto de 2016

Diego Osella aseguró que "Newell's no está para sufrir con el promedio"

El entrenador leproso habló de todo con Ovación. "La gente se acostumbró a pelear arriba y esta no tiene que ser la excepción", dijo. Además reconoció que "venimos de un semestre irregular y el equipo ahora debe ser protagonista".

El entrenador leproso Diego Osella conoce a la perfección cada rincón de Bella Vista, cada pasillo interno del Coloso y además nadie debe explicarle la exigencia que tiene estar a cargo del primer equipo de Newell's. Lo sabe desde su etapa de jugador y porque terminó al frente de la primera división en el semestre pasado. Por eso en la charla mano a mano que mantuvo ayer con Ovación jamás tiró la pelota afuera y argumentó sin cabildeos cada una de las respuestas. En la previa del estreno oficial por el torneo doméstico, que será mañana ante Quilmes en el sur del conurbano bonaerense, el técnico rojinegro reconoció que "venimos de un semestre irregular y nuestra obligación es empezar a devolver lo que toda la gente de Newell's quiere, que es un equipo protagonista". Además, consultado sobre si está pendiente de la tabla de los promedios, fue contundente y aseguró que "hoy Newell's está en una posición donde no está para sufrir con el promedio". En tanto, no le escapó a la ambición de los hinchas de ver a un equipo encumbrado en las posiciones: "La gente se acostumbró a pelear arriba y esta no tiene que ser la excepción. Está en nosotros convencer e ilusionar al hincha con buenas actuaciones".

Tras el entrenamiento de ayer en Bella Vista, un Osella distendido y confiado en el potencial de su plantel, se prestó a una charla que incluyó la coyuntura futbolística, los objetivos de esta temporada, su sensación de haber sido ratificado como DT y la opinión sobre el contexto violento que enmarca la puja por el control de la barra. El DT leproso tomó la palabra.

—Fue un receso largo, con elecciones en el club y muchos comentarios sobre cambios futbolísticos, pero vos siempre estuviste confiado en que ibas a seguir siendo el técnico y trabajaste para tener todo preparado para el inicio de la pretemporada.

—Simplemente esperé la resolución con la ilusión de poder continuar. Y sabiendo que el club estaba viviendo un momento importante de cara a su futuro. Una elección en un club marca el cierre de una etapa y el inicio de otra. Si uno es partícipe se ilusiona con poder cambiar las cosas que no funcionaron, o que no estuvieron a la altura. En lo que respecta a nosotros pasaba por tratar de armar un equipo competitivo y que empiece a encontrar resultados. Venimos de un semestre irregular y nuestra obligación es empezar a devolver lo que toda la gente de Newell's quiere, que es un equipo protagonista.

—En la semana Mauro Formica dijo que se plantean objetivos cortos y que tienen un arranque con rivales donde si hacen las cosas bien pueden ilusionarse con sumar muchos puntos. ¿Los ves así?

—Yo veo que está claro que nuestro objetivo es siempre el partido que viene y pensamos de esa manera. Después, lo de los rivales es relativo porque a los mejores resultados del proceso nuestro lo sacamos con adversarios que venían peleando algo o con mejor armado. Y tal vez con los rivales que creíamos que teníamos más chances es donde más sufrimos y más cuestionados fuimos. Por eso hacer cálculos es relativo. Hay que trabajar y tener una rigurosidad táctica con todos los rivales. Hay que pensar cada partido, prepararlo de la mejor manera y sacarlo adelante. Yo independientemente del rival lo que más miro es que nuestros jugadores estén con el funcionamiento que hemos visto en la pretemporada y que tratemos de aprovechar los momentos para lastimar al rival.

—En la tabla de los promedios Newell's no está hoy en una situación incómoda ni desesperante, pero está claro que a los hinchas de todos los clubes cuando le mencionan la palabra promedio se ponen impacientes. En lo personal, ¿sos de mirar el promedio y estar atento a eso?

— Desde que existen los promedios es algo a lo que todos los clubes miran con atención. Newell's está en una posición donde no está para sufrir el promedio. Lo que tenemos que hacer es enfocarnos en tratar de dar todos los días el ciento por ciento para que está institución pelee arriba que es lo que se merece. Porque la historia marca eso. Esta es una institución grande, de mucha convocatoria, donde la gente se acostumbró a pelear arriba y esta no tiene que ser la excepción.

—En los últimos cinco torneos arrancaron siempre entrenadores diferentes, esto habla de que en los últimos tiempos los resultados no se dieron. ¿Tu gran desafío es tratar de consolidar tu propuesta futbolística?

—Después del proceso exitoso de Gerardo Martino, donde se culminó con un campeonato y una gran Copa Libertadores, y salvo en el inicio muy bueno del ciclo de Alfredo Berti después el equipo no pudo sostener esa combinación de jugar bien y sumar muchos puntos. Martino dejó la vara muy alta, con un equipo que no sólo sacaba puntos todos los partidos, sino que mostró que se podía hacerlo jugando de muy buena manera. Es difícil repetir y poder encontrar un equipo con esa impronta, ojalá que nosotros nos podamos asemejar y podamos encontrar una continuidad de puntos que ilusione a la gente y principalmente al futbolista que está deseoso de eso. Esperemos arrancar bien. Estamos preparados y no hay excusas porque tuvimos el tiempo suficiente para poder instalar una idea.

—Si bien le va muy bien a la reserva y la cuarta de AFA va puntera, ¿en esta etapa puede ser que tengan rodaje en la primera jugadores de mayor experiencia?

—Personalmente confío mucho en los juveniles que trabajan con nosotros. Trajimos jugadores de experiencia porque a los juveniles los tenemos en el club. En mi proceso tenemos muy buenas experiencias con Héctor Fertoli, Jalil Elías, la recuperación de Mauricio Tevez, Emiliano Franco, Lisandro Martínez, Milton Valenzuela, Joaquín Torres, Daniel Mancini y Denis Rodríguez, todos chicos que en mayor o menor medida participaron y lo hicieron muy bien. También se dio la recuperación de Unsain. Estamos muy contentos con la base de juveniles que hay.

—¿Cómo lo ves a Víctor Figueroa, un jugador que si está bien puede brindarle mucho al equipo de tres cuartos en adelante?

—Muy bien. Víctor viene saliendo de un problema en el sóleo, que lo viene aquejando desde hace un tiempo. Pero está recuperado, vamos a ver si suma algunos minutos ante Quilmes, algo que no está definido.

—Después del parate por las eliminatorias en la segunda fecha Newell's recibirá a Tigre, ¿tenés algún mensaje para los hinchas que esperan desde hace mucho volver a ver al equipo en acción?

—Nosotros no le podemos pedir más nada al hincha, que nos da todo, nos alienta y colma el estadio. Es incondicional. Nosotros tenemos que convencerlo desde adentro de la cancha. Jugamos siempre a estadio lleno y con gran apoyo durante todo el partido. Está en nosotros convencerlo e ilusionarlo con buenas actuaciones

—Lo que pasó en cuanto a la violencia por la disputa por el control de la barra, ¿los afectó en el día a día?

—No, para nada. Es algo que nos excede. Y lo que está claro es que no tenemos que generar violencia nosotros, ni con declaraciones fuera de lugar ni con gestos que molesten. Sólo nos tenemos que enfocar en tratar de armar un buen equipo, que le dé alegrías a la gente. Hasta ahí llegamos.


Comentarios