la_region
Jueves 20 de Octubre de 2016

Dictan prisión preventiva a un hombre que atacó con un hacha a una mujer

El detenido la amenazó de muerte y le provocó, durante una fuerte discusión con la víctima, lesiones graves en el rostro .

Un hombre que fue detenido en Casilda tras atacar con un hacha a una mujer a la que le provocó lesiones graves en el rostro continuará detenido en la alcaidía de la Unidad Regional IV de policía del departamento Caseros, con asiento en esta ciudad, al confirmase ayer su prisión preventiva por el plazo de 30 días.

Así fue resuelto por la jueza Penal de Casilda, Mariel Minetti, en el marco de una audiencia imputativa donde además dispuso que el sujeto, identificado como Miguel S., de 53 años, sea sometido a estudios para determinar si presenta alteraciones psicológicas a causa de un supuesto problema de alcoholismo que estaría padeciendo, como alega la defensa del incriminado.

El caso caratulado lesiones graves, amenazas agravadas al ser cometidas por un hombre contra una mujer en el contexto de violencia de género es investigado por la fiscal titular del Ministerio Público de la Acusación, Marianela Luna, quien ya dispuso una serie de medidas que derivaron en el secuestro del objeto utilizado por el agresor así como otros elementos de interés para la causa.

El último domingo. El hecho se produjo la medianoche del último domingo en 1º de Mayo al 800 del barrio Yapeyú, domicilio que el imputado comparte con la mujer que atacó y su pareja, de la que es familiar, aunque cuando ocurrió el salvaje episodio éste se encontraba en Buenos Aires.

Luego de una fuerte discusión de la que fue testigo la madre de la mujer, que también presenció el ataque sin poder impedirlo, el hombre la amenazó de muerte y no tardó en ir al patio para buscar el hacha de mano con la que descargó su furia contra ella al ingresar nuevamente a la vivienda.

La víctima, de nombre Mariela R., de 42 años, intentó defenderse con una silla pero no pudo evitar ser alcanzada por los hachazos que impactaron en su cara y por milagro no terminaron con su vida al lograr escapar hacia la calle totalmente ensangrentada. Los gritos desesperados alertaron a una vecina que dio aviso al comando radioeléctrico de la policía casildense que al llegar al lugar se encontró con la mujer malherida que fue trasladada en una ambulancia del Sies al hospital local donde ingresó con cuatro cortes en su rostro y estuvo internada hasta recibir el alta con tratamiento ambulatorio.

La jueza interviniente ayer hizo lugar al pedido de prisión preventiva impulsado por la fiscal de la causa al tiempo que contempló el planteo de que el agresor sea evaluado por una junta de profesionales forenses a fin de determinar si presenta o no una posible disminución de sus facultades mentales como esgrime la defensa que solicitó, sin éxito, la internación inmediata del agresor. Si bien Fiscalía no se opuso a que se realicen los estudios médicos se mantuvo firme en la postura de que el imputado, como sucedió, continúe preso aunque manifestó su conformidad de su internación provisoria de constatarse que presenta problemas psicológicos al parecer causados por el consumo de alcohol.

Según trascendió las primeras pericias realizadas por una psicóloga de la policía local no habría revelado alteraciones en la capacidad mental del sujeto detenido que no cuenta con antecedente penales condenatorios.

No obstante fuentes cercanas a la investigación indicaron que el agresor está desempleado desde hace un tiempo y tendría problemas de adicción al alcohol que podrían haber influido en su violento comportamiento.

Comentarios