Policiales
Viernes 30 de Septiembre de 2016

Dictan prisión preventiva al cuarto joven detenido por asesinar a un comerciante

Chichín V. fue apresado el miércoles en un control vehicular. Está acusado de participar en el asesinato de Mauricio Brandán hace un año

El último prófugo por el crimen del comerciante Mauricio Brandán fue imputado ayer como coautor del homicidio cometido hace un año en un robo a la pilchería de Provincias Unidas al 1500. Lo acusan de conducir una de las dos motos en que se movían los cuatro asaltantes y de retirar de la escena al ladrón que acompañaba al autor del disparo. Al igual que el resto de los implicados, Nahuel Ezequiel "Chichín" V., quedó en prisión preventiva a la espera de ser sometido a reconocimientos.

Antes de caer en mayo pasado como el penúltimo detenido por el caso, Ezequiel "Pelado" P. fue sorprendido en una escucha telefónica. Ese joven, de 18 años, fue acusado hace cuatro meses de robar pantalones del local de Brandán mientras un cómplice le disparaba al comerciante. Y según el fiscal, el 26 de septiembre del año pasado Chichín lo habría trasladado hasta el lugar en su moto para luego ayudarlo a escapar de la escena del crimen.

En silencio. Chichín V., el último acusado por la muerte de Brandán, tiene 25 años y ayer guardó absoluto silencio durante la audiencia imputativa. Fue detenido el martes durante un control de tránsito de rutina porque iba en una moto sin patente. Era una Crypton azul, tal como la mencionada en la escucha telefónica. Esas pruebas, los dichos de testigos y el relato de un amigo de Chichín, que declaró bajo identidad reservada, son los elementos que detalló la fiscal Marisol Fabbro al imputarlo. El juez Carlos Curto le dictó la prisión preventiva hasta el 31 de octubre para que en ese lapso se concreten los reconocimientos por parte de cuatro testigos.

Nahuel Ezequiel V. es oficial albañil. Antes de ser detenido vivía con su padre en la zona oeste, cerca del límite con Pérez, y trabajaba en una obra en el country San Sebastián. Quedó imputado como coautor de un homicidio calificado críminis causa, en concurso real con robo calificado. Una figura que prevé prisión perpetua. Con esta medida, a un año y tres días del hecho, el círculo de sospechosos quedó cerrado.

Cuatro para un robo. Brandán atendía el negocio Beatiful People en Provincias Unidas 1586. A las 18 de aquel día de septiembre sus vecinos vieron pasar dos motos por Pampa y Charcas, a unos 300 metros al oeste de la avenida. Eran una Honda Titán roja y otra moto negra. Los dos acompañantes bajaron y cruzaron la vía hacia Provincias Unidas. Uno, el más joven, vestía una campera flúo verde. El otro, más robusto, un camperón oscuro.

El comerciante estaba solo cuando los dos maleantes entraron a robarle. Su hermano Cristian (presente ayer en la audiencia) había cruzado a un quiosco a comprar una gaseosa y volvió cuando todo había desembocado en tragedia. El robo fue presenciado por un taxista que estaba con su hijo y su nieto en la vereda. Desde allí observó que uno de los delincuentes forcejeaba con Brandán y sacaba un arma.

El chofer se alejó para resguardar a su familia. Dentro del local, el asaltante le efectuó al comerciante un disparo letal al corazón. Su cómplice se apuró a juntar jeans en una mochila y antes de huir corriendo robaron el celular de la víctima. El de campera verde corrió hacia avenida Pellegrini, donde lo recogió una moto negra, al parecer al mando de "Chichín".

Al autor del disparo lo vieron alejarse mientras guardaba un revólver 38 cromado en la cintura. Al llegar a Pampa y las vías guardó el arma y se subió a la Honda roja que lo esperaba. "¿Dónde está el Pelado?", preguntó el que manejaba la moto. "Se fue para allá", señaló el del arma, según escuchó uno de los cuatro testigos. Esa moto se lanzó hacia el oeste seguida por el taxista que presenció el robo, quien la perdió de vista en la Circunvalación.

Aporte clave. Según planteó la fiscal, de las tareas de inteligencia previas participó el padre de Brandán, que es un policía retirado, vive en barrio Santa Lucía y ayer intervino como querellante. En diciembre la pesquisa dio con un relato clave. Un amigo de Chichín declaró bajo identidad reservada y brindó nombres y apodos de los sospechosos.

"M. es el que disparó. Andaban por el barrio mostrando las balas. Pelado P. contaba que mientras él agarraba los vaqueros escuchó el disparo. Chichín V. manejaba la Twister 250 negra que es de él", detalló, y precisó que las balas eran calibre 32 encamisadas, tal como la extraída del cuerpo de Brandán.

En enero fue detenido Jorge Alexis M. como el presunto autor material del disparo. En marzo cayó Nahuel "Chino" C., sindicado como el conductor de la moto roja que trasladó al anterior. Quien habría actuado como su cómplice en la escena, Ezequiel Iván "Pelado" P., fue detenido en mayo pasado tras la fallida captura de un homónimo. Como cumplió los 18 años a un mes del hecho a su causa la tramita la jueza de Menores Carolina Hernández, quien le dictó la prisión preventiva. Todos fueron reconocidos por los cuatro testigos.

El único que quedaba prófugo era Chichín, quien ahora será sometido a reconocimientos. Según los policías que lo detuvieron el martes en un control de tránsito, contestó con evasivas e incoherencias al brindar sus datos personales. Luego escapó corriendo cuatro cuadras cuando escuchó que por radio informaban "tiene COI", un término en clave policial para designar el pedido de captura.

"Ningún testigo describe a mi defendido", protestó Daniel Kantor, defensor público de V. También cuestionó que le imputen una coautoría cuando sólo lo sitúan conduciendo una moto, pero no en el lugar del crimen. "Es quien transportó a P. hasta la escena del hecho. Lo esperó. Facilitó su huida", planteó a su vez la fiscal, quien indicó que en fotos de Facebook el albañil detenido aparece mencionado como "Chichín". El juez Curto consideró que hay elementos para vincular al imputado con el hecho y que puede advertirse peligro de fuga por la actitud que tuvo durante el control de tránsito que lo dejó tras las rejas.

Comentarios