Edición Impresa
Sábado 18 de Enero de 2014

Diálogos para exportar más carne vacuna

El ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, abrió el lunes pasado la ronda de negociaciones con cadenas productivas, al recibir a los dirigentes vinculados a la mesa de ganados y carnes.

El ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, abrió el lunes pasado la ronda de negociaciones con cadenas productivas, al recibir a los dirigentes vinculados a la mesa de ganados y carnes. Avido de divisas, el gobierno busca recuperar la participación histórica de la exportación de carne vacuna en el 20 por ciento de la producción, lo cual involucrará seguramente un movimiento de los precios, además del impacto que ya está teniendo la devaluación.

La Cámara de la Industria de la Carne y Derivados de la República Argentina (Cicdra) saludó en la editorial de su informe sectorial correspondiente al cierre de 2013, la convocatoria oficial. La entidad señaló que durante el año que pasó, los envíos al exterior de carne vacuna habrían alcanzado a 195.000 toneladas res con hueso, el 6,8 por ciento de la producción total. Si bien registraron un avance de 8,9 por ciento con relación a 2012, luego de tres años consecutivos en contracción, en términos históricos la presencia de la carne argentina en las góndolas del mundo fue la cuarta más baja de los últimos 54 años. Una de las más pobres de la historia.

Entre enero y noviembre de 2013 los ingresos por exportaciones de cortes Hilton, frescos y procesados ascendieron a 946,4 millones de dólares FOB , 3,7 por ciento por encima de los registrados en igual lapso de 2012. No obstante, el precio promedio se ubicó en 7.664 dólares en el período considerado, 7,4 por ciento por debajo del promedio correspondiente a enero-noviembre del año previo.

En noviembre se embarcaron 9.115 tn pp de carne congelada y fresca extra Hilton, es decir 40,6 por ciento más que en igual mes de 2012. De esta manera, en los primeros once meses del año los envíos al exterior llegaron a 98.692 tn pp y resultaron 20,3 por ciento superiores a los de enero-noviembre del año anterior. La participación de estos cortes en el total pasó de 40,5 por ciento a 44,3 por ciento entre los períodos considerados.

El portal "Valor carne" dijo que, a partir de la devaluación del peso impulsada en la última parte del año, para los exportadores locales se redujo la brecha de precios que mantenían con sus competidores de la región. La publicación elabora periódicamente el índice novillo Mercosur. A través del seguimiento del valor del novillo gordo en la región, estima la competitividad exportadora de cada uno de los cuatro países ganaderos del Mercosur.

La publicación recordó que la devaluación en el mercado oficial durante el mes de diciembre fue del 6 por ciento. Anualizada, equivaldría al 100 por ciento. A los efectos comparativos, en los primeros 11 meses del año se había acumulado el 25 por ciento."Está claro que el Gobierno trata de recuperar parte de la competitividad perdida de la economía argentina, más allá de las dudas que puede presentar la estrategia", señala.

El informe del portal señaló que en la primera semana completa de 2014, los precios del novillo medidos en dólares mostraron una marcada estabilidad en Brasil, Uruguay y Paraguay. En Argentina, en cambio, hubo una caída muy pequeña de las cotizaciones de la hacienda en pesos pero la fuerte devaluación de la moneda redujo marcadamente los valores en dólares.

En los últimos diez días, el peso en el mercado oficial de cambios se depreció el 2,6 por ciento, una tasa muy alta, y en el informal el 8 por ciento. Por este motivo, "la hacienda en dólares cayó 14 centavos por kilo para los exportadores y 19 centavos para los productores", según la metodología de cálculo de Valor Carne. con sus socios del Mercosur, mientras que para los productores, la misma se amplió negativamente.

Según Cicdra, en 2013 la industria frigorífica vacuna produjo 2,864 millones de toneladas res con hueso, lo que arrojó un crecimiento de 10,3 por ciento interanual. La faena aumentó el 12,4 por ciento. La diferencia entre ambos porcentajes indica una caída del peso de faena, dado que el 93,2 por ciento fue absorbido por el mercado interno.

La expansión del consumo total se reflejó en un crecimiento del consumo por habitante, que en 2013 llegó a 64,1 kg de carne vacuna por año y se ubicó 9,4 por ciento por encima del nivel de 2012. Este fue el cuarto guarismo más elevado desde 2001, habiendo sido superado sólo por los niveles no sustentables de 2007-2009.

Comentarios