Ovación
Lunes 27 de Junio de 2016

Di Palma fue un verdadero toro

Le hizo honor al apellido. Josito Di Palma pegó el batacazo ayer en un colmado autódromo de Concepción del Uruguay. Pese a que en cierto momento se rumoreó que sería sancionado por haber pasado al frente del pelotón cuando la bandera amarilla flameaba, lo cierto es que todo quedó en la nada.

Le hizo honor al apellido. Josito Di Palma pegó el batacazo ayer en un colmado autódromo de Concepción del Uruguay. Pese a que en cierto momento se rumoreó que sería sancionado por haber pasado al frente del pelotón cuando la bandera amarilla flameaba, lo cierto es que todo quedó en la nada. El menor de la dinastía dio señales de estar afilado para la final en la segunda batería que ofreció la fría y lluviosa mañana. El piloto que defiende el emblemático logo de Torino logró reposicionarse en la ardua lucha que es tratar de clasificar a la Copa de Oro, aunque también es verdad que su presencia en Rafaela no está asegurada por razones presupuestarias. Por otra parte, hay que resaltar que el parejense Facundo Ardusso terminó 7º y sigue bien prendido en la tabla que encabeza Guillermo Ortelli (Chevrolet), que fue primer escolta. Completó el podio de esta 9ª fecha del Turismo carretera el siempre rendidor Matías Rossi (Chevrolet).

"Fui el más veloz y se vio en la serie y la final. No observé en ningún momento la bandera amarilla como dicen. Quiero disfrutar de este gran triunfo. Ya está, gané en pista. Estoy tranquilo porque hice las cosas bien. Además en ningún momento recibí alguna indicación por parte del equipo. Ni de las autoridades", destacó Josito antes de dejar la sala de prensa, donde se hizo hincapié en esa confusa acción que protagonizó en la 7ª vuelta cuando pasó al de Salto.

"Veo una bandera amarilla, quieta, no agitada del todo, y me sorprendió que me haya pasado. Luego no pude tener comunicación con el equipo porque la radio funcionó mal. Intenté buscarlo, pero Josito tenía un gran auto. Sólo eso", remarcó a su turno Guillermo Ortelli, que terminó segundo, hizo la pole y sigue sumando puntos de manea constante. Pero pese a ser el líder, aún no ganó en lo que va de la temporada. "Ya llegará ese momento. Siento que estamos cerca", acotó con optimismo el séxtuple.

En relación con Di Palma, ayer ratificó ante este medio: "Ahora no voy a Rafaela. No tengo el presupuesto, esa es la realidad. Vamos a ver si con este triunfo podemos acercarnos, pero está muy difícil la situación", cerró mientras miraba de reojo a su pequeña bebé.

El tercer puesto fue de Matías Rossi. El Misil aceleró el Chevrolet más que Canapino en el último tramo de la competencia y terminó arriba del podio descorchando champagne. Agustín, que también sigue bien prendido en la etapa regular, quedó masticando bronca.

Más atrás finalizaron Agustín Canapino (Chevrolet), Mariano Werner (Ford), Norberto Fontana (Torino), Facundo Ardusso (Dodge), Camilo Echevarría (Chevrolet), Emanuel Moriatis (Ford) y el Tati Angelini (Dodge).

Con respecto a los zonales sobresalió la labor del parejense Ardusso, quien pese a que en esta ocasión no tuvo un gran auto fue 7º y cosechó buenos puntos para el campeonato. A su vez, Angelini (Carreras) fue 1º y lo positivo es que terminó en pista nuevamente y pudo acopiar algunos puntitos que lo arrimaron a la Copa de Oro. Por último, el restante piloto regional, el rafaelino Nicolás González (Torino), se despistó en el cierre.

La 9ª cita del TC pasó por un autódromo de Concepción del Uruguay que tuvo agua, viento, frío, barro y una dosis de polémica en la final por esa supuesta maniobra indebida del ganador Di Palma sobre el poleman y sólido puntero de la etapa regular, Guillermo Ortelli. La próxima cita será recién en agosto. El epicentro será el Templo de Velocidad. Una Rafaela que está cerca de nuestra ciudad, que por ahora sigue mirando y disfrutando del deporte motor más convocante del país por TV.

Comentarios