Central
Jueves 24 de Noviembre de 2016

Deuda en el frente interno

Central hoy sueña con el título en la Copa Argentina y en el semestre pasado hizo una gran Libertadores. La pata floja está en el torneo local, en el que de los últimos 18 partidos ganó 2. Ante Olimpo debe sumar de a tres

Central hoy sueña con el título en la Copa Argentina y en el semestre pasado hizo una gran Libertadores. La pata floja está en el torneo local, en el que de los últimos 18 partidos ganó 2. Ante Olimpo debe sumar de a tres

Está claro que Central tiene todos los cañones apuntados a la Copa Argentina y hasta es lógico que así sea. Porque el miércoles cuando enfrente a Belgrano en Formosa por las semifinales de esta copa se jugará la vida futbolística del año. Es muy meritorio de parte del cuerpo técnico y los jugadores estar a dos partidos de conseguir una vuelta olímpica, algo que la institución de Arroyito no logra desde hace mucho tiempo. Esto es tan cierto como que en el torneo local las cosas están cuesta abajo. Porque los datos reflejan una realidad incontrastable que se deberá revertir lo antes posible. La deuda interna incluye los últimos 18 partidos en el ámbito doméstico, en el que los canallas apenas consiguieron 2 victorias y una escuálida efectividad del 26 por ciento. Por eso, más allá de la formación alternativa que enfrentará el sábado a Olimpo, en el Gigante (ver aparte), sería bueno que comience la remontada en la cosecha de puntos.

Los números son irrefutables. Y Central en sus últimos 18 partidos por el torneo local (las últimas 8 fechas del torneo pasado y las 10 de este campeonato) ganó solamente 2 encuentros. Y de los últimos 54 puntos en disputa sacó solamente 14 unidades (el 26 por ciento). Muy pocas unidades para la inversión que se hizo pensando en las dos competencias.

La mala racha comenzó en abril de este año. Es cierto que el gran atenuante que tuvo el equipo del Chacho Coudet para explicar la magra campaña en el final del torneo anterior fueron los 6 partidos que tuvo que jugar por Copa Libertadores entre el 6 de abril y el 19 de mayo de 2016, pero a la vez vale destacar que en este segundo semestre del año los canallas por Copa Argentina disputaron solamente 4 partidos y muy espaciados entre ellos. Pero igual la productividad en el certamen local no mejoró.

Por Copa Argentina el primer partido fue el 15 de julio ante Villa Mitre. El segundo 47 días después, el 31/8, ante Rafaela. El tercero fue el 20/9 contra Deportivo Morón. Y el último ante Boca data del 2/11. Por lo cual jugó por esta competición prácticamente un partido por mes.

Los números y la eficacia en el ámbito doméstico no son nada buenos. Y esto deberá mejorarse cuanto antes, más allá de que se obtenga la coronación en la Copa Argentina.

Hoy está claro y es entendible el hecho de cuidar jugadores para ir por el objetivo de máxima que es superar a Belgrano y meterse en la definición del torneo que entrega una plaza a la Copa Libertadores 2017. Pero al frente interno también hay que atenderlo, alimentarlo y no despreciarlo. Los puntos del sábado ante Olimpo no hay que mirarlos de costado. Tampoco los cotejos por el certamen local que restan hasta el receso: Unión (V), Lanús (L) y Belgrano (V).

La obsesión lógica por un título no debe archivar jamás la importancia de sumar puntos en el campeonato local.

Comentarios