Ovación
Miércoles 09 de Noviembre de 2016

Detrás de la escena

La tecnología llegará para corregir injusticias que se ven hasta por televisión, pero hay vida detrás de las cámaras. Las polémicas son una parte minúscula del problema.

La tecnología llegará para corregir injusticias que se ven hasta por televisión, pero hay vida detrás de las cámaras. Las polémicas son una parte minúscula del problema.

Cuentan, por ejemplo, que Miguel Scime (Escuela de Arbitros), Carlos Coradina, Francisco Lamolina (Colegio de Arbitros) y Gustavo Bassi (Federal A, B y C) no se hablan. Todos esos cargos son los que reclamaría Horacio Elizondo si es que finalmente es convocado (ver aparte).

Desde la AFA alguien filtró que llamaron a Darío Herrera para felicitarlo por el penal que le cobró a Barrales (San Lorenzo-Huracán) y a Fernando Rapallini por el que sancionó en favor de Banfield y en desmedro de Atlético de Rafaela. Pero nadie lo expone públicamente, lo que sería muy útil, casi a la altura de la tecnología, para interpretar qué sanción está bien y cuál mal.

Las felicitaciones no son casuales ni tienen que ver con la simpatía por ninguna camiseta. Simplemente responden a las recomendaciones de la Fifa, que quiere que se sancione penal casi todas las veces que la pelota impacte en la mano de un defensor dentro del área. La recomendación no está en el reglamento, circuló en un boletín antes de la Copa América Centenario y desde entonces se hizo extensiva a todo el mundo.

"¿Sabés que pasa? La Fifa quiere que el 80 por ciento de las manos sean penales. Si el jugador utiliza las manos para ampliar el volumen de su cuerpo, si las usa en forma antinatural, el árbitro debe considerar que es penal porque gana un espacio que le quita a la trayectoria de la pelota. Con esto te quiero explicar que se debe desestimar la intencionalidad como factor de sanción. Pero eso no está en el reglamento, no dice nada al respecto. En Argentina todavía les resulta muy difícil a los árbitros sacarse el chip de la mano casual o intencional como factor de sanción porque casi todas las manos son casuales. Para la Fifa la mano casual no existe más", le confió un instructor a Ovación.

Comentarios