Policiales
Martes 31 de Mayo de 2016

Detienen a un español que cocinaba cocaína

Una banda de narcotraficantes liderada por un "cocinero" español que estaba con pedido de captura internacional fue desbaratada tras una serie de 15 allanamientos en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires...

Una banda de narcotraficantes liderada por un "cocinero" español que estaba con pedido de captura internacional fue desbaratada tras una serie de 15 allanamientos en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires en los que se secuestraron casi media tonelada de marihuana y 20 kilos de cocaína de máxima pureza, informaron ayer fuentes policiales.

La denominada "Operación Paella", debido al origen español del cocinero, fue llevada adelante por efectivos de la División de Investigaciones Criminales de la Policía Metropolitana tras una investigación del Juzgado Federal 2 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Federico Villena.

La banda se dedicaba al comercio de marihuana, que luego de ser compactada y fraccionada se vendía en la provincia de Tucumán, entre otros lugares, y con ese dinero adquiría cocaína de máxima pureza en Salta que era llevada a la "cocina" en la ciudad bonaerense de Cañuelas, donde era cortada y estirada para aumentar su rendimiento por el "Gordo Luis".

En la autopista. La mayor cantidad de droga fue encontrada el miércoles pasado al interceptar una camioneta Ford Falcon ranchera y un Volkswagen Vento que avanzaba como apoyo en el peaje de la autopista Buenos Aires-Rosario (Ruta 9) y Ruta 6, en la ciudad de Lima.

Ocultos en los guardabarros y en un doble fondo de la caja de la Ford ranchera, se encontraron escondidos 352 ladrillos de marihuana.

Según las fuentes, durante el proceso de investigación se supo que el fin de semana del 15 de mayo, el español tuvo que comprar un vehículo de apuro ya que el camión que esperaba para llevar la marihuana a Tucumán no llegaría a Buenos Aires y sus proveedores le reclamaban el dinero de la droga ya entregada.

Siempre según fuentes de la investigación, así fue que el "Gordo Luis" compró la camioneta Ford ranchera que fue acondicionada con la marihuana oculta en la casa de Cañuelas y que luego fue interceptada por la Policía Metropolitana.

La casa de Cañuelas. Tras la interceptación de la droga en Lima, el juez Villena ordenó 15 allanamientos simultáneos en Capital Federal y en distintas localidades bonaerenses, entre ellas la casa de Cañuelas donde vivía, "cocinaba" y fue detenido el "Gordo Luis".

Allí se secuestraron 21 kilos de cocaína de máxima pureza, 46 de precursores en polvo y varios litros de otros precursores líquidos como acetona, ácido clorhídrico, bicarbonato y éter. En total se detuvo a 10 personas, de las cuales cinco son argentinos, cuatro paraguayos y el líder español.

Comentarios