la_region
Miércoles 29 de Junio de 2016

Detienen e imputan al presunto abusador de un menor en Villa Mugueta

Se acusa al padre de la víctima, de 51 años, quien quedó en evidencia luego de que el niño dialogó con un terapeuta.

Un hombre de 51 años fue detenido e imputado por el delito de abuso sexual contra su hijo, un menor de 9 en la localidad de Villa Mugueta, ubicada a la vera de la ruta provincial Nº 14 a 60 kilómetros de Rosario. El caso está en manos de la fiscal adjunta del Ministerio Público de la Acusación de Casilda, Lorena Aronne, quien inició la investigación en marzo a instancia de una denuncia impulsada por la mamá de la víctima —separada del papá del menor—, que derivó en el arresto del presunto abusador que seguirá preso en la Alcaidía casildense de la Unidad Regional IV de Policía del departamento Caseros.

Así lo dispuso la jueza penal interviniente, Mariel Minetti, al hacer lugar al pedido de prisión preventiva sin plazo planteado por Fiscalía que reunió evidencias suficientes para el dictado de la medida.

Aunque no surgieron mayores detalles, fuentes de la investigación confirmaron a LaCapital que el incriminado, identificado como Gerardo R., fue imputado por el delito de abuso gravemente ultrajante agravado por el vínculo. Además de informes médicos y psicológicos se sumaron una serie de elementos probatorios que fueron secuestrados en un allanamiento realizado en el domicilio del imputado y comprometieron más su situación.

Al parecer el nene venía padeciendo desde hacía tiempo el sometimiento que terminó revelando cuando comenzó a recibir atención psicológica luego de manifestar un comportamiento extraño. Tras ello, su progenitora motorizó la denuncia que recaló en el Ministerio Público de la Acusación de Casilda y posibilitó, investigación mediante, la aprensión del acusado.

Prudencia. El caso generó conmoción en la pequeña localidad de Villa Mugueta aunque, por cuestiones de prudencia y para preservar los derechos de la víctima, desde la esfera judicial no surgieron pormenores excepto lo ventilado en la audiencia imputativa donde el presunto abusador escuchó los cargos achacados en su contra y se abstuvo de declarar.

El imputado es una persona conocida en el pueblo ya que trabaja en la Cooperativa de Energía Eléctrica local, por lo que su detención, lejos de pasar desapercibida, al igual que el delito del que es acusado, corrió como reguero del pólvora entre los pobladores que aún no salen del asombro.

La víctima continúa con asistencia psicológica y trascendió que, en el marco del proceso de la investigación se requerirá que el menor se exprese en una cámara Gesell, a fin de obtener detalles y que sus dichos sean evaluados por especialistas.

Comentarios