Información general
Lunes 11 de Julio de 2016

Descubrí por qué un coleccionista pagó casi un millón y medio de pesos por esta "chatarra"

A simple vista parece un montón de "chatarra". Pero se trata de un Costin Nathan que, tras pasar los últimos casi 50 años de su vida acumulando polvo en un garaje, ayer salió a subasta en Inglaterra. Concretamente, H&H Classics lo vendió al mejor postor por nada menos que 83 mil euros. Sin duda, es una cifra muy superior a la esperada, ya que la H&H calculada recoger un máximo de 35.000 euros.

¿Pero qué tiene este vehículo para que, en tan mal estado de conservación, alguien pague dicho dineral? Pues bien, este ícono británico es una rareza de competición, diseñada por el legendario ingeniero Frank Costin con la ayuda del piloto y preparador Roger Nathan.

Embed
El auto de carreras tenía un chasis con la parte central hecha de contrachapado, mientras que los subchasis delanteros y traseros eran tubulares. Esto favorecía un peso pluma del conjunto, que podía estar propulsado por motores de hasta 350 caballos con todas garantías. De todos modos, el bloque que movía la unidad subastada provenía de un Hillman Imp y solo erogaba 100 CV (una cifra nada desdeñable si tenemos en cuenta que el coche pesaba unos 350 kilos).
Embed
Este Costin Nathan es el prototipo original que perteneció al propio Roger Nathan, quién lo vendió a G.M. Horsley en 1967 con el objetivo de conseguir dinero para correr en las 24 Horas de Le Mans. Sin duda, se trata de un diamante en bruto que cuando esté pulido se revalorizará. Restaurado su valor podría ser mucho mayor.

Comentarios