La ciudad
Jueves 14 de Julio de 2016

Descanso dominical: los shoppings en alerta por la pérdida de empleos

El titular de la cámara que nuclea a los centros comerciales advirtió que uno de cada cuatro puestos de trabajo está en riesgo.

Las consecuencias de la ley de descanso dominical continúan poniéndose en debate desde diferentes sectores. Ahora fue el titular de la Cámara Argentina de Shopping Centers (Casc), Mario Niremberg, quien alertó por las pérdidas de fuentes de trabajo que puede provocar la medida. "Uno de cada cuatro empleos podría perderse", dijo el representante de la entidad y argumentó la afirmación en un estudio que habían llevado adelante cuando la aplicación de la normativa también se pensaba para los centros comerciales cerrados. Sobre el impacto que el cierre de supermercados genera en las ventas de los locales de los shoppings, el dirigente indicó que "no se puede cuantificar aún, pero hay menos gente y menor movimiento". Paralelamente, el ministro de Trabajo, Julio Genesini, ya adelantó que la conciliación obligatoria por los más de 120 despedidos de las principales cadenas se prorrogará (ver aparte).

En consonancia con los argumentos empresarios, los representantes de los shoppings plantearon su posición respecto de la normativa que rige desde el 3 de julio pasado e hicieron hincapié en la pérdida de fuentes de trabajo.

"Un estudio realizado previendo el impacto que la medida podía tener en los shoppings indicaba que una de cada cuatro empleos podría perderse", advirtió Niremberg y, si bien aclaró que el relevamiento se había llevado adelante cuando se estudiaba la normativa también para esos centros comerciales, consideró que "el impacto claramente puede trasladarse a los supermercados".

"Tener abierto un día como los domingos, de mucha concurrencia, se traduce en la necesidad de contar con personal para cubrir esas jornadas y que luego por motivos de descanso, ese personal tome franco en un día hábil subsiguiente de menor afluencia de público, pero si esa cadena se corta y, sobre eso se basó el estudio, se ponen en riesgo esos puestos de trabajo", detalló el representante de la Casc.

Atracción. Si bien la cámara incluye los shoppings de diferentes puntos del país, Niremberg se refirió puntualmente a la situación de Rosario y consideró que "en una ciudad que busca tener una clara política de atracción de turistas tanto de Capital Federal y Buenos Aires como de la zona, familias que concurren a Rosario y allí aprovechan para hacer sus compras del mes, un cierre de estas características claramente termina restando afluencia de público".

Incluso en el caso de los centros comerciales rosarinos, donde en ambos casos hay supermercados —la cadena Coto en el Alto Rosario y Jumbo en Portal Rosario—, explicó que "se trata de lo que se llama tiendas anclas, es decir que atraen clientes a los shoppings, por lo cual el hecho de que cierren también impacta en el resto de los locales de los paseos".

Aunque admitió que la discusión sobre la aplicación de la normativa se produce "en medio de una etapa de reducción y caída generalizada del consumo", resaltó que "ahora viene la época de las vacaciones de invierno y eso podría ayudar a un repunte".

Sobre los efectos que el cierre de los súper puede haber tenido sobre los shoppings, consideró que "no se pueden cuantificar aún, sobre todo porque ha sido un slo domingo", pero afirmó que "la menor afluencia del público es tanto en el súper como en el resto de los locales".

Comentarios