Cartas de lectores
Miércoles 25 de Mayo de 2016

Desagravio a Cristóbal Colón

El último martes se conmemoró el aniversario de la colocación de la piedra fundamental del monumento a Cristóbal Colón, donado por la colectividad italiana.

El último martes se conmemoró el aniversario de la colocación de la piedra fundamental del monumento a Cristóbal Colón, donado por la colectividad italiana. Fue el 24 de mayo de 1910. La obra fue moldeada en Italia por Arnoldo Zocchi y recién en 1921 arribó al país con el escultor que dirigió su emplazamiento personalmente. Fueron 40 toneladas de mármol y su costo muy elevado. Se inauguró en dicho año con la presencia del presidente Yrigoyen en un acto multitudinario. En una actitud caprichosa, por sugerencia u orden del bolivariano Chávez que veía la estatua desde las ventanas de la Casa Rosada, la entonces presidente Cristina Kirchner ordenó hace dos años su desalojo, con la destrucción incluida, que convirtió en añicos la obra monumental. Ignoró las leyes existentes de aceptación de la donación, de su emplazamiento y de la jurisdicción de la Ciudad de Buenos Aires, en un gesto típico del emperador Nerón. ¿Dónde estaba la Comisión Nacional de Monumentos cuando se destrozó sin miramientos por orden de Cristina el histórico y artístico monumento a Cristóbal Colón? ¿Dónde estaba la Defensoría del Pueblo cuando fue pública y reiterada la protesta popular por semejante latrocinio? ¿Dónde estaban nuestros funcionarios de Relaciones Exteriores ante las presentaciones diplomáticas de la Embajada y del Consulado Italianos, en representación de los donantes italianos en conmemoración del Centenario? ¿Dónde estaba el temeroso y complaciente periodismo cuando era necesaria su publicidad y opinión sobre tan vandálico hecho? ¿Dónde estaba la libertad de opinión de los millares de lectores que no vieron publicadas sus cartas indignadas de protestas censuradas por los diarios? Se impone un gesto del presidente Macri: ordenar que la estatua sea emplazada nuevamente en su lugar original como desa-gravio a la memoria del gran almirante.

Silvio P. Pizarro


Comentarios