El Mundo
Sábado 10 de Septiembre de 2016

Desafío al mundo en busca de un polémico objetivo belicista

Corea de Norte avanza sin pausa hacia su gran objetivo de convertirse en una potencia nuclear y su joven líder, Kim Jong-un, no se deja disuadir por los problemas económicos en su país ni por las sanciones internacionales.

Corea de Norte avanza sin pausa hacia su gran objetivo de convertirse en una potencia nuclear y su joven líder, Kim Jong-un, no se deja disuadir por los problemas económicos en su país ni por las sanciones internacionales. Para el régimen comunista, el quinto ensayo nuclear llevado a cabo ayer significa un nuevo avance técnico en el desarrollo de armas nucleares. Para el resto del mundo, se trata de un gran retroceso en los intentos por lograr que la península coreana esté libre de armas nucleares. "El (Kim) quiere demostrar al mundo que Corea del Norte es una potencia nuclear real", señala un observador.

Corea del Sur y Estados Unidos temen que con cada ensayo nuclear y cada prueba exitosa de misiles balísticos, Pyongyang se acerque cada vez más hacia sus objetivos. Uno de ellos es la construcción de ojivas para misiles que pueden llegar a Estados Unidos. Por su parte, el ejército surcoreano está atento a los movimientos del país vecino. Este ensayo nuclear se realizó en el noreste del país, donde ya se habían realizado anteriormente cuatro pruebas.

A pesar de todas las prohibiciones y advertencias por parte de las Naciones Unidas, el presidente norcoreano ya realizó este año una serie de pruebas con misiles. El Instituto Norcoreano para Armas Nucleares confirmó que la prueba tuvo la "estructura y las características del movimiento específico de una cabeza nuclear estandarizada".

Blanco fijo. Pyongyang está en situación de fabricar cabezas nucleares de forma estandarizada que puedan montarse en misiles balísticos estratégicos y de "producir a discreción muchas cabezas con gran poder destructivo más pequeñas y ligeras y de distinto tipo", añadió. Se cree que el objetivo del líder norcoreano es tener capacidad de alcanzar a Estados Unidos. Hasta ahora, sin embargo, los expertos en Corea del Sur y Estados Unidos dudan de que Corea del Norte haya desarrollado armas atómicas. No hay datos precisos sobre la naturaleza y el alcance del arsenal nuclear.

La Asociación de Control de Armas de Estados Unidos estima que Pyongyang posee entre en seis y ocho artefactos de fisión nuclear basado en plutonio. Con la producción de uranio altamente enriquecido, que no está claro si es el caso norcoreano, el aislado país comunista podría tener material para entre cuatro y ocho bombas adicionales.

Pero no solo militarmente, sino también políticamente las armas nucleares son de una gran importancia para Corea del Norte. "Las armas nucleares desempeñan un papel importante para la legitimidad del poder de Kim Jong Un", señala el investigador Park Hyeong Jung del Instituto estatal Coreano para la Unión Nacional en Seúl. Kim, cuya edad se estima en 30 años, quiere mostrarle a la élite del país y al resto de la población que Corea del Norte es "invencible". La prueba tuvo también un componente simbólico, ya que el país estalinista celebró ayer el 68º aniversario de la fundación de su Estado por Kim Il-sung, abuelo del actual líder Kim Jong-un.

Corea del Norte se ve ahora nuevamente amenazada por un endurecimiento de las sanciones internacionales.

Comentarios