Policiales
Martes 07 de Junio de 2016

Denunció la muerte de su beba recién nacida y la encontraron en el placard de su casa

El cuerpo de una beba recién nacida que había sido denunciada como robada de un hospital de la localidad de Unquillo, Córdoba, fue hallado en la casa de su madre, quien días atrás fue detenida junto a su pareja ante la sospecha de que había realizado una falsa denuncia tras deshacerse de la niña.
Fuentes policiales informaron que el cuerpo fue encontrado en una bolsa plástica adentro del placard de la humilde casa de Dayana Gorosito (21 años) en el marco de un operativo ordenado por la Justicia.
A raíz del hallazgo de algunas hojas secas y tierra en la bolsa, los investigadores creen que la mujer tuvo el parto en algún lugar al aire libre, entre los yuyos, agregaron los voceros.
La Justicia dispuso el traslado del cuerpo a la morgue judicial para ser sometido a la autopsia de rigor, mediante la cual se establecerá la data de la muerte, la causa y se corroborá que sea hija de Gorosito y su pareja.
La mujer está detenida desde el 24 de mayo pasado, cuando la Justicia le imputó el delito de homicidio calificado por el vínculo, a pesar de que el cuerpo de la beba no había sido hallado.
Al momento de ser acusada, Gorosito estaba internada en un hospital de la ciudad de Córdoba, donde había ido a hacerse atender por algunas afecciones urinarias derivadas del parto.
Tras su imputación, la justicia dispuso que se le asignara en ese centro de salud una custodia policial, de la que logró zafar y huir al día siguiente, el 25 de mayo último.
No obstante, Gorosito fue detenida horas después en su casa de Unquillo y, una vez curada de su problema de salud, fue alojada en el penal de Bouwer.
La mujer había denunciado que el viernes 21 de mayo había ingresado en trabajo de parto al hospital provincial Profesor José Miguel Urrutia de Unquillo y que luego de parir una beba le informaron que había nacido muerta y le mostraron un cuerpo que nunca le entregaron, razón por el cual denunció el robo de la criatura.
Las autoridades del hospital negaron desde el inicio el hecho y aseguraron que no había registro alguno del ingreso de la mujer a ese centro asistencial y que incluso la sala de partos no se había utilizado.
Cuatro días después de la denuncia, la fiscal de Violencia Familiar Mercedes Balestrini, Mercedes Ballestrini imputó a Gorosito por ‘homicidio calificado por el vínculo’, al igual que su pareja, Luis Oroná, ya que contaba con elementos para suponer que la mujer se había hecho un aborto o había tenido un parto clandestino, para luego deshacerse de la bebé.
La pareja tiene un niño de tres años y, según familiares de Oroná, él no estaba al tanto de que su mujer había tenido a la beba y la había escondido en la casa, sino que creyó en la denuncia que realizó sobre que le habían robado a su hija en el hospital.

Comentarios