La ciudad
Martes 14 de Febrero de 2017

Denuncian que cinco clínicas podrían cerrar

Están ubicadas en Rosario y la región. El crítico panorama obedece a deudas contraídas por su grupo gerenciador.

La Asociación Médica de la República Argentina (Amra) seccional Santa Fe denunció que cinco clínicas privadas de Rosario y su área metropolitana corren serio riego de cerrar por las deudas del grupo gerenciador con los profesionales y administrativos de esos efectores. Según el gremio médico, el grupo Medicina Ambulatoria adeuda honorarios a 250 profesionales desde mayo de 2016. Además plantearon que hubo un intento por abonar la deuda con cheques, que fueron emitidos sin fondos y por eso se hará una denuncia penal.

En diálogo con La Capital, el representante legal de Amra, Gustavo Montemartini, precisó que son "más de 250 los profesionales médicos afectados por la falta de pago de sus honorarios desde el mes de mayo. Son distintos montos, según las prestaciones que hacían y la carga horaria, todos bajo absoluta informalidad laboral".

El letrado indicó que el responsable de la deuda es el grupo Medicina Ambulatoria Sociedad Anónima (Masa) que controla cinco clínicas en el Gran Rosario.

Al respecto informó que el gerenciador posee en la ciudad consultorios en calle Urquiza al 1700 y otro en zona sur. "También controla la Clínica Cooperativa de Villa Gobernador Gálvez, consultorios en Capitán Bermúdez y el Instituto Médico Regional de San Lorenzo", agregó.

Montemartini destacó que hace meses se intimó al gerenciador para que abone la deuda a los médicos afectados y para que avance en la regularización laboral de los profesionales.

"A fines del año pasado tras varias intimaciones el gerenciador emitió unas serie de cheques para cada uno de los profesionales que tenían acreencias. Pero todos fueron rechazados por falta de fondos", apuntó.

En ese marco, este lunes a las 9 habrá una asamblea en Amra de la que participará el equipo legal del gremio. Allí se ofrecerá el patrocinio para denunciar penalmente al gerenciador por los cheques rechazados.

"En algunos casos los montos implicados son muy elevados y los profesionales hacía tiempo que esperaban cobrar, hubo un compromiso de pago y no se cumplió", sumó el letrado.

Para Montemartini, "lo más grave es que estas cinco clínicas pasaron de tener muy buenas prestaciones médicas, muchos pacientes a una atención cada vez más resentida por las deudas y la falta de pago".

"Se trata de un grupo de clínicas —continuó— no sólo de Rosario sino de todo el cordón industrial, desde Villa Gobernador Gálvez hasta San Lorenzo cuyo posible cierre afectará el servicio de salud de muchos pacientes y varias localidades".

En ese sentido Montemartini no dudó en afirmar que de no haber una inyección de recursos inmediata en los centros de salud afectados, "es muy probable que cada vez tengan menos pacientes, menos prestaciones médicas y en algún momento podrían cerrar".

Al mediodía, los referentes gremiales de Amra tienen previsto efectuar una conferencia de prensa donde brindarán más detalles del conflicto.

"Se emitieron cheques para los profesionales que tenían acreencias, pero fueron rechazados por falta de fondos"

Comentarios