la_region
Jueves 12 de Mayo de 2016

Denuncian por presunto mal desempeño a un magistrado de Casilda

gorellano@lacapital.com.ar

El Colegio de Abogados de la 2ª Circunscripción con representación en jurisdicciones del sur santafesino denunciará ante la Corte Suprema de la provincia una serie de anomalías en el funcionamiento del Juzgado de Primera Instancia de Distrito Civil, Comercial y Laboral Nº2 de Casilda, a cargo de Gerardo Marzi, a quien endilgan "lentitud" en la resolución de causas y "malos tratos" contra los letrados, entre otros comportamientos vinculados a su presunto "mal desempeño".

El planteo, que también salpica a su secretaria, Sandra González, será realizado por la institución ante el máximo tribunal santafesino a pedido de la delegación que tiene en el departamento Caseros y que además de manifestar tales cuestionamientos por medio de una nota ventiló la situación en el marco de una reunión desarrollada en Casilda ante la presencia del intendente, Juan José Sarasola, y legisladores provinciales de la zona.

Tanto el senador provincial Eduardo Rosconi, como las diputadas Miriam Cinalli y Claudia Giaccone, se comprometieron a tratar el tema en sus correspondientes Cámaras legislativas, además de interceder ante la provincia para que satisfaga la reclamada construcción de un palacio de Tribunales en Casilda para centralizar la actividad del sistema judicial. Se trata de una vieja demanda que incluso en 2013, como diera cuenta LaCapital, generó una fuerte movida que no tuvo el resultado esperado.

Sobre el "mal funcionamiento" que aseguran le imprime el magistrado Marzi al juzgado que conduce en Casilda, los abogados fundamentaron que el funcionario incurre en "excesivas demoras en el procedimiento y resolución de las causas, lo que resulta perjudicial tanto para los ciudadanos que concurren a su tribunal en busca de respuesta, como para los profesionales que incluso suelen recibir chicanas de su parte para no resolver las cuestiones que se plantean".

En el marco del encuentro donde también estuvo presente el secretario del Colegio de Abogados, Lisandro Hadad, le achacaron a Marzi "malos tratos y entorpecimiento, y dificultades de todo tipo como la prohibición infundada de pagos con cheques, lo que complica la concreción de convenios laborales entre las partes", además de plantear que "incumple su horario de trabajo", entre otras falencias.

"Cuando un juez dicta una sentencia, lo debe hacer con probidad y compromiso social y no basándose en el abuso o revanchismos personales", resaltó un reconocido abogado casildense que sumó su opinión a la andanada de críticas hacia el magistrado y que sorprendieron a los funcionarios políticos que participaron de la reunión y tomaron nota de la situación.

El delegado en el departamento Caseros del Colegio de Abogados de la 2ª Circunscripción, Diego Aro Martínez, referenció a modo de ejemplo un caso que calificó como "emblemático" en relación "al mal accionar de Marzi" y que incluso consideró "podría ameritar un jury de enjuiciamiento".

Recordó que el juez "rechazó infundadamente", en el marco de un concurso preventivo de la firma Solmas Cereales, "la totalidad de los créditos de los productores agropecuarios que se presentaron en el trámite y posteriormente, ante la queja generalizada de estos, declaró automáticamente la quiebra de la empresa cuyo fallo fue revocado por la Cámara de Apelaciones de Rosario, aunque para ese entonces la empresa ya había cerrado y los empleados perdieron sus trabajos sin cobrar absolutamente nada".

Para el abogado "esto revela el ejercicio discrecional y abusivo del poder por parte del magistrado, en beneficio de mezquinos intereses y en perjuicio de todos los ciudadanos porque, en este caso, todos perdieron".

Situación "insostenible". Los abogados coincidieron en denunciar lo referido al considerar que "la situación se hizo insostenible y es el momento para que las autoridades asuman el problema a fondo y traten de encontrar una solución". En ese contexto indicaron a modo de reflexión que "cuando el mal funcionamiento judicial es de índole penal seguramente acarreará más delito, inseguridad y violencia pero si proviene del fuero civil, como en este caso, se traducirá en la pérdida de empleos, inseguridad jurídica y fragilidad en las relaciones laborales y personales con las indeseadas consecuencias que ello implica para la sociedad".

Sobre el funcionamiento del resto de los juzgados establecidos en Casilda, los profesionales colegidos manifestaron su "conformidad", aunque sin dejar de puntualizar algunos aspectos que "deben corregirse para mejorar", dijeron. No obstante valoraron que "la atención de magistrados, funcionarios y empleados a cargo es correcta, respetuosa y predispuesta a la resolución de conflictos".

Comentarios