la_region
Domingo 27 de Noviembre de 2016

Denuncian el riego de calles con aguas servidas en Sancti Spiritu

Vecinos dicen que la comuna cargaba los regadores al lado de una planta cloacal en desuso. Intervino Medio Ambiente.

Vecinos de Sancti Spiritu denunciaron que durante varios días se regaron calles de tierra del pueblo con aguas servidas y que el olor que emanaba del agua y de la tierra que era regada, era nauseabundo. Al parecer, la comuna cargaba sus regadores con agua de una planta de tratamiento cloacal que está sin usar desde hace casi siete años y hacia donde iban a parar los desechos de los vecinos de un barrio de la localidad. Medio Ambiente provincial tomó cartas en el asunto y ahora no se realiza más ese tipo de riego.

Hernán García, que además es propietario de una radio, contó que "durante varios días que la comuna extrajo agua a través de una bomba a explosión para el llenado de los regadores, al lado de la planta de tratamiento cloacal del Barrio Cooperativa. La misma no funciona desde hace varios años y desecha todo directamente en la laguna desde donde se extrae el agua".

Según su relato, "en la Comuna se rompieron las bombas de extracción para cargar regadores con agua de las napas y se tomó la decisión de poner una bomba de extracción a explosión que se utilizan para cargar los fumigadores tomando agua de la laguna. Lo cierto que la comuna decidió tomar agua de la laguna pegada a una planta de tratamiento cloacal que hace varios años que no funciona".

Al romperse esa planta y estar inhabilitada desde hace años, los desechos que provienen de barrios linderos y que van a ese lugar no son contenidos y pasa directamente a la laguna. "La materia fecal u orina que proviene de ese barrio, que en su momento tenía esa planta, van a parar a un sector de la laguna de donde se extrae el agua para regar".

García agregó que "a metros colocaron una manguera para retirar el agua para el llenado y los vecinos, entre la tierra que vuela y el agua que depositan los regadores en las calles, están indignados y sin saber a quién recurrir". El hombre vive en el barrio Cooperativa y dijo que "el olor es insoportable en condiciones normales y sólo de estar cerca del lugar. Los vecinos del barrio Fátima están a cien metros de la laguna donde van a parar los desechos cloacales no tratados. Esta semana el olor era nauseabundo. Cuando pasó el regador se sentía un olor como a orina muy fuerte. El típico olor del agua normal que se produce cuando se riega la tierra no se ajustaba con lo que pasaba cuando los regadores pasaron tirando esa agua contaminada. Un olor fuerte, penetrante, como el de un baño público que tiene muchos días sin limpieza. Así se sentía".

Lo cierto es que durante nueve días se regó parte del pueblo "con esta pudrición", dijo Hernán García, quien llevó el reclamo de los vecinos a la secretaria de Medio Ambiente de la provincia y al Nodo 5 con asiento en Venado Tuerto. "Por suerte, Medio Ambiente tomo cartas en el asunto e impidió que se siga extrayendo agua para el riego de ese lugar".

La comuna tiene tres lugares desde donde extraía agua para regar aunque tiene dificultadas con las bombas de extracción. "La bombas están rotas y no hay dinero para comprar otra por la situación de la comuna. A esta comisión se le ocurrió sacar agua de la laguna pero evidentemente se equivocaron de lugar ya que las aguas que toman de ahí están contaminadas", relató García.

Comentarios