la_region
Sábado 25 de Junio de 2016

Denuncian al obispo de Reconquista por encubrir a un cura acusado de pedofilia

Lo hizo el abogado de la familia de la víctima, una niña de tres años. Por lo mismo está acusada la abogada del Obispado, que no fue a la audiencia.

El obispo de la ciudad de Reconquista, Angel Macín, fue denunciado en la mañana de ayer por encubrir a un sacerdote de su diócesis que está siendo investigado por presunto delito de pedofilia en perjuicio de una nena de tres años de edad. En tanto, la abogada del obispado, Gabriela Contempomi, presentó un certificado médico y no asistió a la audiencia de imputación en el Ministerio Publico de la Acusación en la que los fiscales que actúan en la causa pretendían procesarla por encubrimiento.

   El caso del cura Néstor Monzón mantiene a la ciudad y a todo el norte santafesino convertido en un escenario de alta tensión. Mientras se llevan a cabo las pruebas a la menor, el abogado de la familia, Andrés Ranseyer, dijo que ya se le hizo una Cámara Gesell y está algo demorados otros estudios médicos, la novedad que sumó controversia al caso en los últimos días fue la decisión del juez de otorgar la libertad a Monzón quien esperará el proceso fuera de la cárcel.

   No obstante, hace 48 horas una escucha telefónica —el teléfono de Monzón estaba intervenido por decisión judicial a pedido del fiscal Eladio García— que refleja una conversación entre la asesora letrada del Obispado y el cura acusado potenció el escándalo al dejar involucrado en el mismo al Obispado y a su propio titular.

   "Presentamos la denuncia correspondiente por encubrimiento contra el obispo Macín; la mamá de la nena ratifica la denuncia para darle curso. Estos audios que salieron a la luz nos sorprenden muchísimo. Consideramos que la cúpula de la iglesia ha tratado de encubrir la verdad. Las escuchas que salieron a la luz se realizaron cuando comenzó la investigación. No es la única. Estamos analizando todas las escuchas que hay en la causa", reveló Ramseyer.

    El cura Néstor Monzón, párroco titular de la iglesia María Madre de Dios, fue detenido, acusado de abusar de una nena tres años y un nene de cinco, el 19 de abril pasado. Entonces, el fiscal Rubén Martínez explicó que se había dispuesto la investigación por "delitos contra la integridad sexual que habría cometido el cura en perjuicio de una niña de tres años y de su primo Según consta en la denuncia, la niña y su primo manosearon al sacerdote en su zona anal y genital en la residencia católica en la que vive".

   La denuncia fue realizada por la madre de la niña en el Centro de Orientación de Víctimas de Violencia Familiar y Sexual. Según dijo la mujer, "la niña y su primo fueron obligados a manosear al sacerdote en su zona anal y genital en la residencia católica en la que vive". El fiscal detalló que "se le dio intervención al psicólogo y médico policial, y se realizaron diversos estudios a la menor, a partir de los cuales se confirmó que la niña tiene desgarro parcial de su himen y fue contagiada con el virus del papiloma humano (VPH), una enfermedad de transmisión sexual".

Se sabía. Antes de esa fecha el Obispado de Reconquista ya sabía lo que acontecería con Monzón y dispuso medios para encubrir la acción. Así se desprende de la grabación de la conversación telefónica entre Contempomi y Monzón en la que ésta "en nombre del Obispo y luego de haber hablado con éste", le aconseja que "borre todo llamado, mail, mensajes de textos y demás que pueda tener con gente de la parroquia, familiares de la menor, el obispo y ella misma". El pedido de que borre todo se lo formula en varios momentos de la charla.

   Asimismo le aconseja que cuando le llegue la notificación (judicial) actúe sorprendido como si no supiera de qué se trata y le comunica que el Obispado le buscaría un buen penalista al que le pagaría sus honorarios.

   Por estas escuchas, el fiscal busca imputar a Contemponi de encubrimiento y por el mismo delito ayer el abogado de la familia denunció al obispo Macín.


Comentarios