Información Gral
Viernes 12 de Agosto de 2016

Denuncia que la violaron tres jóvenes en Recoleta

Una chica de 21 años fue con un muchacho desde un boliche a un departamento. Dice que llegaron otros y que la golpearon y abusaron

Una estudiante de arquitectura de 21 años denunció que fue violada en un departamento del barrio porteño de Recoleta hasta donde llegó con un joven al que conoció en un boliche bailable del centro porteño y que permitió que al menos otros tres amigos la golpearan y abusaran sexualmente de ella, informaron ayer fuentes policiales, judiciales y el padre de la víctima.

Si bien trascendió ayer, el caso ocurrió el domingo a la madrugada y fue denunciado por la víctima en la comisaría 19ª de la Policía Federal Argentina (PFA).

Una fuente judicial afirmó ayer a Télam que se trata de "un caso complejo con versiones contrapuestas" entre lo que denuncia la chica y el supuesto consentimiento que hubo por parte de ella, según relataron los implicados.

Si bien en un principio se detuvo a un joven de 20 años que vive en el departamento de Recoleta donde ocurrieron los hechos, el imputado ya fue excarcelado y otros cinco jóvenes que estuvieron en el lugar ya se presentaron en el juzgado y se pusieron a derecho, según confirmaron los voceros judiciales consultados por la agencia Télam.

Todo se inició entre la noche del sábado y madrugada del domingo, en el boliche Goa La France, en la calle Sarmiento al 1600, en el barrio de San Nicolás, en el centro porteño.

Allí la víctima se encontró con un joven a quien ya conocía del boliche, con el que decidió irse en taxi hasta un departamento ubicado en el pasaje Copérnico y Galileo, en una zona exclusiva del barrio de Recoleta conocida como La Isla, donde se encuentran a pocos metros la embajada británica y el Ministerio de Seguridad de la Nación.

La chica contó que al cabo de unos minutos, cuando ella estaba a solas con el joven, tocaron el timbre y llegaron al departamento otros cuatro muchachos.

Denuncia. Al lograr salir del departamento, la joven se fue hasta su casa en Lanús, les contó a sus padres lo sucedido, regresaron al departamento del pasaje Copérnico y desde la calle llamaron al 911.

Al edificio llegó un móvil de la Comisaría 19ª y la chica y su padre denunciaron lo que había sucedido en el departamento del segundo piso.

Sólo el habitante de ese departamento, un joven de 20 años, estaba en el domicilio cuando tocó timbre la policía y, por orden del juez Conlazo Zavalía, subrogante en el Juzgado de Instrucción 29, quedó detenido imputado por "abuso sexual agravado por acceso carnal".

El padre de la denunciante aclaró que este muchacho no es el joven con el que su hija se fue voluntariamente del boliche, sino el dueño del departamento y uno de los que llegaron más tarde y presuntamente la violaron.

En una primera versión sin validez judicial, el detenido les dijo a los policías que la chica había tenido relaciones consentidas en el departamento y que en un momento se había enojado, lo había rasguñado y se había retirado.

En el departamento se realizó un allanamiento donde se secuestraron para el análisis en laboratorio un preservativo, tres envoltorios de profilácticos marca Prime, una sábana, una funda de colchón, dos mantas pólar, un calzoncillo boxer, un teléfono celular iPhone y una pulsera de papel roja con la inscripción de acceso "VIP" de un boliche.

El abogado Fernando Soto, quien representa como querellante a la víctima, afirmó ayer que los informes médicos realizados son "compatibles con una violación dura" y advirtió que los imputados "están tratando de justificarse" con que hubo relaciones "consentidas".

Comentarios