Inseguridad
Sábado 02 de Julio de 2016

Delincuentes armados rrumpen en el resto bar de los silos Davis y se llevan dinero y pertenencias de empleados

El atraco se produjo poco antes del horario de apertura al público. Algunas de las víctimas fueron golpeadas, pero no hubo heridos.

Tres delincuentes armados irrumpieron esta mañana en el bar ubicado debajo de los silo Davis, sobre la avenida costanera central. Luego de reducir a los empleados y los encargados de la concesión huyeron con dinero en efectivo, pertenencias de las víctimas y artículos de electrónica del bar.
Según las primeras informaciones, no hubo lesionados, pero algunas de las víctimas fueron golpeadas.
Diego Liñian, titular de la concesión del resto bar Davis, señaló a La Capital que el asalto se produjo a primeras horas de esta mañana cuando los empleados llegaban para cumplir con sus funciones. "Nosotros tenemos en estos días personal que realiza tareas de noche. Estamos haciendo algunas remodelaciones, pintura y reparaciones. Para no molestar a los clientes, las hacemos de noche", señaló el empresario.
"Esta mañana temprano fueron llegando los empleados y cuando ingresó la persona que se ocupa de habilitar la caja, se metieron tres hombres que llevaban armas de fuego y handys de comunicación. Redujeron a todos, siete personas en total, y se apoderaron del dinero de la caja, de equipamiento electrónico del bar, los teléfonos celulares y también el efectivo de los empleados", agregó el titular de la concesión.
Liñian agregó que tras la huida de los ladrones pudieron activar el pulsador de la alarma, "la policía llegó en poco tiempo, pero los ladrones ya se habían retirado". El empresario gastronómico no pudo precisar el monto de lo robado porque no tuvieron tiempo de hacer los cálculos correspondientes y tampoco podía precisar cuánto dinero les quitaron a los empleados.

Con relación a los trabajadores del bar, dijo que algunos de ellos sufrieron golpes, pero ninguno resultó lesionado. "A los que estaban más nerviosos los mandamos a sus casas, pero por suerte no pasó nada grave. En cuanto a la actividad del bar, hoy temprano teníamos contratado un desayuno que lo derivamos a un local colega. Después de acomodarnos pudimos abrir y ahora la actividad normal. Tenemos el local lleno de clientes.

Comentarios