El Mundo
Domingo 29 de Mayo de 2016

Delaciones y audios: dos bombas de tiempo a punto de estallar en la crisis política de Brasil

Son arrepentidos que graban a sus colegas para colaborar con la Justicia y obtener una reducción de pena por delitos de corrupción.

Nuevas delaciones de implicados en el escándalo de corrupción en Petrobras y audios que comprometen a altos funcionarios del gobierno se han convertido en bombas de dispersión que podrían estallar en las próximas semanas, en vísperas de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Para comenzar no será la presidenta electa en las últimas elecciones, Dilma Rousseff, quien esté en el acto de apertura de los primeros JJOO que se realizan en Sudamérica, el 5 de agosto en el estadio Maracaná. En su lugar estará el presidente en ejercicio, Michel Temer, quien asumió el 12 de mayo mientras el Senado juzga a la mandataria y cuyo gobierno interino está lejos de ser un mar de rosas.

Los principales líderes de su Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) son investigados y en algunos casos ya están procesados por sus presuntos nexos con los fraudes en Petrobras. No obstante, el avance de la operación Lava Jato de la Policía Federal —que encabeza las investigaciones sobre el caso— ha tenido en la última semana dos nuevos capítulos que podrían aproximar aún más la mano de la Justicia a quienes gobiernan hoy el país.

Al avance de las ya famosas "delaciones premiadas", recurso mediante el cual investigados y condenados por prácticas corruptas cuentan lo que saben sobre los ilícitos y delatan a sus cómplices a cambio de obtener beneficios en la condena, se sumó ahora otro ingrediente explosivo: audios grabados con el fin de incriminar a presuntos implicados en la trama.

Red ilícita. En el caso de las delaciones premiadas, la última revelación que despertó temor en Brasilia es la del ex diputado Pedro Correa, condenado a más de 20 años de reclusión en el marco de la Lava Jato. Correa, del derechista Partido Progresista y aliado del gobierno Temer, acusó a al menos 18 políticos de participar en la red ilícita de Petrobras, según informó la revista semanal Veja.

Entre ellos, Correa apuntó el dedo contra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, a quien acusa de ser el articulador de toda la trama ilegal contra el presidente suspendido de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, correligionario de Temer en el PMDB. También apuntó contra el líder del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el senador Aécio Neves. El PSDB fue el principal opositor del gobierno de Rousseff.

Las acusaciones de Correa ocupan un expediente de 132 páginas, que llevará tiempo ser analizado hasta conducir a un eventual procesamiento de los denunciados. Si las delaciones eran un fantasma para la mayoría de los políticos brasileños, ahora existe otra sombra sobre ellos: la serie de audios grabados por uno de los implicados en la trama de Petrobras, el ex presidente de la subsidiaria del ente Transpetro, Sérgio Machado.

Correligionario de Temer en el PMDB, Machado posee un nutrido prontuario y está en la mira de la Lava Jato. En un intento por ablandar las condenas que están a punto de caer sobre su cabeza, el ex senador realizó grabaciones ocultas de sus correligionarios con el objetivo de entregar el fruto del espionaje a la Justicia. Horas después de divulgar sus primeras grabaciones el lunes pasado cayó uno de los principales ministros de Temer, Romero Jucá, quien comandaba la estratégica cartera de Planificación.

"Frenar la sangría". En las grabaciones, realizadas antes de que el "impeachment" de Rousseff avanzara de la Cámara baja al Senado, se escucha sugerir a Jucá que la "salida" para los políticos investigados es cambiar a Rousseff por Temer y hacer un "gran pacto" político para "frenar la sangría" que a su entender representa la Lava Jato.

Otro implicado en las escuchas de Machado es el presidente del Senado, Renan Calheiros, también del PMDB. En una de las conversaciones con Machado, Calheiros había admitido que en Brasilia "están todos con miedo". Calheiros es investigado en 13 procesos vinculados a los fraudes en Petrobras. Según el senador, el mayor temor es el inminente acuerdo de colaboración del presidente y heredero de la constructora Odebrecht, Marcelo Odebrecht, condenado a 19 años de cárcel por ser uno de los lideres del cartel de contratistas que defraudó a la petrolera. Si Odebrecht cuenta lo que sabe "no escapa nadie de ningún partido", aseveró Machado. "Del Congreso, si sobran cinco o seis es mucho. Gobernador, ninguno", precisó.

Dictadura de la Justicia. El avance de la Justicia sobre las hasta ahora impunes e inmunes clase política y élite empresarial del país llevó al ex presidente de la república José Sarney (1985-1990) a definir la situación como una "dictadura de la Justicia". "La dictadura de la Justicia está implantada, es la peor de todas", se escucha decir al influyente dirigente del partido de gobierno.

Con este paño de fondo, Río de Janeiro ultima detalles para recibir a millares de turistas, atleta, delegaciones y decenas jefes de Estado y de gobierno. En las próximas semanas se esperan conocer nuevos audios y nuevas delaciones sobre el círculo más cercano del Gobierno que estará en funciones durante la mayor cita deportiva del planeta, que comienza en 69 días.

Comentarios