Edición Impresa
Viernes 04 de Abril de 2008

Del mismo palo

Arturo Gandolla está incendiado. El titular del bloque del Frente para la Victoria-Partido Justicialista (FPV-PJ) salió con los tapones de punta contra el aumento de la tasa general de inmuebles (TGI) y se pronunció contra "el impuestazo de Lifschitz".

Arturo Gandolla está incendiado. El titular del bloque del Frente para la Victoria-Partido Justicialista (FPV-PJ) salió con los tapones de punta contra el aumento de la tasa general de inmuebles (TGI) y se pronunció contra "el impuestazo de Lifschitz". Pero lo que podría molestar al oficialismo en mayor medida que la férrea oposición del edil es el modelo conceptual que prometió utilizar para cuestionar la suba: nada menos que un discurso que el senador nacional socialista Rubén Giustiniani pronunció para oponerse a un incremento similar a nivel nacional. Lo que se dice, una chicana con efecto doble.

Desabastecidos
Fernando Montalbano es incorregible. El cantautor rosarino invitó a un recital con un mail que reza así: "Ante los cortes de imaginación y afecto, los invitamos al acto de la música con el fin de paliar el desabastecimiento de poesía, impuesto por la dictadura del mercado. Como miembros involuntarios del CAP (Causas Aparentemente Perdidas), apelamos a vuestra complicidad". Pasan los años, y él no cambia.

Comentarios