CGT
Domingo 09 de Octubre de 2016

Del brote verde al brote de tensión social

La caída de la producción automotriz, el desplome del consumo y la baja de los despachos de cemento mostraron los limites del activismo comunicacional del gobierno para amortiguar las expectativas creadas por su propio ajuste.

Los brotes verdes que el gobierno nacional exhibió en agosto se secaron en septiembre. La caída de la producción automotriz, el desplome del consumo y la baja de los despachos de cemento mostraron los limites del activismo comunicacional del gobierno para amortiguar las expectativas creadas por su propio ajuste.

El propio Fondo Monetario Internacional (FMI) se hizo eco de estas preocupaciones, al bajar al 1,8 por ciento la estimación de caída del PBI. La asamblea del organismo y el Banco Mundial en Washington dejó otras noticias ásperas para el país. Todos los informes difundidos en el marco de ese encuentro pusieron en debate una economía mundial que marcha en sentido contrario al programa macrista. El mundo está en una etapa de bajo crecimiento, en el que florecen las políticas proteccionistas. En ese mismo contexto, advirtieron sobre el riesgo del alto endeudamiento en los países emergentes.

La inserción argentina en el mundo se lee así como una generosa ofrenda de mercado a las industrias del resto del mundo. Los playones de las automotrices se llenan de autos brasileños y los supermercados, de heladeras turcas.

Esa realidad quedó expuesta por los gremialistas que conformaron en Rosario la asociación de sindicatos industriales. El nucleamiento advirtió sobre una profundización de la crisis de empleo. "Si seguimos así, a fin de año la vamos a pasar muy mal", advirtió Antonio Donello, secretario general de la UOM.

Los gremios no están dispuestos a "verla pasar", como en los 90, y presionan sobre la CGT, que negocia un alivio de fin de año con el gobierno. El Ejecutivo bajó la oferta a un bono "para los más necesitados". El truco de poner al trabajador en el terreno de los ricos es parte de la batalla cultural que propone el macrismo: desacoplar empleo de pobreza. Es desplazar la batalla por el nivel de vida, desde el terreno de la puja por la distribución del ingreso al del asistencialismo. Un estadio predistributivo en el que las metas de inflación y los planes sociales clausuran la disputa con el capital por la riqueza.

Comentarios