Ovación
Sábado 20 de Agosto de 2016

"Dejé muchas cosas de lado, pero valió la pena", el campeón olímpico Manuel Brunet

El rosarino habló del esfuerzo personal y de sus compañeros tras la histórica medalla dorada conseguida por Los Leones.

El día después de la conquista del oro olímpico, Manuel Brunet seguía con las pulsaciones altas. Todavía continuaba latente la victoria de mayor trascendencia del hockey argentino masculino. "Dejé muchas cosas de lado, pero la verdad que ahora se siente que realmente valió la pena", declaró el rosarino, para quien "el oro es de todos los argentinos, de los jugadores que dejaron todo por esta camiseta".

   Durante estos Juegos Olímpicos, lo rodearon sus afectos, con los que compartió el día de la consagración. En medio de los festejos del título, Brunet se acercó hasta la tribuna donde se encontraban su hijo y esposa, sobrinos, sus hermanas Josefina y Julieta, sus cuñados y amigos. Con ellos se fotografío, con una sonrisa ancha en el rostro.

   "Estoy muerto, se hizo larga la noche. Salimos a festejar, como se debe. Se logró algo increíble, histórico, lo soñamos mil millones de veces y de tanto soñarlo, se hizo realidad. Ahora estamos a las corridas porque debemos dejar la Villa para ir al aeropuerto, y yo me voy de vacaciones con mi familia", le dijo al programa "A Diario", de Radio 2.

   Así, de movida, fue la jornada de una de las figuras de Los Leones. Requisitorias periodísticas a cada momento. Todos querían que contara lo que sentía, todo lo que atravesó para llegar a este momento de gloria. "Dejé muchas cosas de lado, pero la verdad que ahora se siente que realmente valió la pena", expresó al programa "Una buena tarde", de FM Del Plata Rosario. "Siempre es necesario hacer el sacrificio que hicimos para lograr las cosas grandes e importantes", agregó.

   "Se acaba de hacer historia, trabajamos muchísimo para lograrlo, pero todavía no caemos", manifestó el jugador de 30 años, que luego de unas vacaciones volverá a la actividad en el club que juega desde hace años, Royal Daring, de Bélgica, justamente el país cuya selección perdió la final contra Argentina por 4 a 2.

   "Es la satisfacción de haberlo logrado. Tanto quererlo, y ahora se hizo realidad. El oro es de todos los argentinos, de los jugadores que dejaron todo por esta camiseta", manifestó al programa El Crack Deportivo, de la AM 1130.

   Entre las imágenes emblemáticas del partido decisivo, aparece la del cuarto gol argentino, con el autor de esa conquista, Agustín Mazzilli, sentado adentro del arco junto con Brunet. "Vi la foto ayer (por el jueves). Por lo que representa, por el momento, estoy con un gran amigo mío. Fue algo histórico. Estoy feliz", señaló.

   El gol marcado sobre el final del encuentro, cuando Bélgica procuraba el empate, le dio a Brunet desde ese momento la tranquilidad de que la medalla dorada no se les escapaba. "Recién cuando hicimos el cuarto gol me relajé y me di cuenta que no se nos podía escapar".

   El momento imborrable, "único", fue durante la ceremonia de premiación, con los acordes del himno nacional. "Es único, se te vienen muchas cosas a la cabeza, la buscamos mucho. Y en ese momento, ves a la familia en la tribuna, te acordás de los que no vinieron y el camino para poder estar ahí. Es difícil no emocionarse", manifestó.

   "En el himno se me pasaron por la cabeza todas las cosas que dejé de lado, el trabajo que hicimos", declaró.

   El volante del seleccionado consideró que la fortaleza del equipo radicó en la convicción. "Este grupo nunca necesitó un mensaje para no relajarse, porque nos conocemos mucho y ya habíamos hablado que queríamos ir por todo. No hubo momento de relajación. En cada partido nos planteamos seguir un paso más", añadió.

   "Nos llena de orgullo que deportistas como Lucha Aymar nos hayan felicitado, porque conocen el esfuerzo que hicimos", expresó Brunet antes de unas merecidas vacaciones.

Comentarios