Policiales
Sábado 01 de Octubre de 2016

Defensa del nuevo sistema penal

"La jueza de Sentencia no ha podido escribir nada del señor Torrez como autor del delito contra la libertad sexual de J.M.M. porque no hay ninguna prueba que lo coloque en ese rol.

"La jueza de Sentencia no ha podido escribir nada del señor Torrez como autor del delito contra la libertad sexual de J.M.M. porque no hay ninguna prueba que lo coloque en ese rol. El Señor Torrez ha sido escuchado recién en esta audiencia de apelación. El ha agradecido a su defensora general, Estrella Galán, por haber peleado su inocencia. El ha «pedido perdón» a los jueces por el tiempo que les ha hecho perder al clamar su inocencia. Torrez tiene el derecho de clamar su inocencia, de gritarla, de ser escuchado. Para eso están los jueces, para escuchar, para estudiar los casos. Para dejar libres a quienes deben estar libres. Porque sólo deben estar encarcelados quienes han cometido un delito y merecen una pena privativa de libertad. No es el caso de Torrez. Pero nadie pidió su libertad durante el plenario, o que se morigerara como sucedió con Pusitanelli. Este juicio no sólo fue lento. En este juicio la Fiscalía no buscó lo único que tenía que buscar: probar lo sucedido, saber quién abusó de J.M.M. Hoy el sistema procesal penal de Santa Fe obliga a los jueces a mirar a las personas sometidas a proceso, obliga a los defensores a hacer público su trabajo y a los fiscales a mostrar en audiencia las pruebas que tienen. Quizás, otro hubiera sido el destino de esta causa si todos hubieran tenido que hablar, en vez de escribir. Y porque además hubieran visto en los ojos de Torrez los gritos pidiendo que lo escucharan", dice tajantemente el fallo firmado por los camaristas Carina Lurati, Georgina Depetris y Guillermo Llaudet.


Comentarios