Política
Lunes 08 de Agosto de 2016

Declara De Vido y Bonafini no prestará testimonio

El ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional Julio De Vido deberá presentarse hoy a declarar como acusado en la causa Sueños Compartidos, mientras se espera que el juez Marcelo Martínez de Giorgi defina cuándo indagará a la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien adelantó que no va a prestar su testimonio.

El ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional Julio De Vido deberá presentarse hoy a declarar como acusado en la causa Sueños Compartidos, mientras se espera que el juez Marcelo Martínez de Giorgi defina cuándo indagará a la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien adelantó que no va a prestar su testimonio.

El ex funcionario kirchnerista ya tiene tres procesamientos por la tragedia de Once, la no renegociación de contratos ferroviarios y las compras de material inservible para trenes hechas a España y Portugal.

De Vido deberá dar explicaciones por el desvío de millonarios fondos estatales que fueron entregados a la fundación de las Madres para la construcción de viviendas sociales.

La semana pasada declaró en la causa José López, el ex secretario de Obras Públicas kirchnerista preso desde junio cuando lo atraparon en un convento con casi 9 millones de dólares en su poder y que también será llevado a los Tribunales Federales, pero para declarar por enriquecimiento ilícito.

En el expediente ya declararon los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, principales responsables —según Bonafini— de los desmanejos de la fundación que, con el plan Sueños Compartidos, debía construir viviendas para familias de bajos recursos.

Bonafini debe dar explicaciones por haber firmado un convenio con el Ministerio de Trabajo para que la cartera asistiera con 600 pesos a obreros que pertenecían a la fundación. Pero los trabajadores no habrían cobrado esa ayuda económica, que sumo 58.834.800 pesos.

En ese sentido, adelantó que no piensa hablar ante el juez. "Tengo derecho a no declarar", dijo, para luego indicar: "Si el juez viene a la casa de las Madres, lo vamos a recibir. Nunca le cerramos la puerta ni a los allanamientos".

Las 43 indagatorias previstas en la causa concluirán, según lo programado, a fines de septiembre y recién allí el juez estará en condiciones de evaluar si procesa o sobresee a los imputados.

Comentarios