Edición Impresa
Sábado 30 de Octubre de 2010

Decisión adulta

"Si bien es importante escuchar a los púberes y estar atentos a sus intereses y preferencias, la decisión respecto de la escuela más conveniente para que transite su secundario debe ser tomada por los adultos responsables de su cuidado, su crianza y su educación", dice la psicopedagoga Gabriela Dueñas para ubicar qué lugar tienen los chicos y cuál los padres a la hora de elegir una secundaria. Y sobre el tema argumenta: "A los 12 o 13 años, un jovencito o jovencita, carece aún de la posibilidad de haber construido criterios psicopedagógico y sociales suficientes como para hacerlos responsables de su educación".

En tanto que sugiere que a la hora de pensar en una escuela por primera vez —sea primaria o secundaria— lo aconsejable es "que se trate de aquella que puedan transitarla completa, o por lo menos, completar un ciclo sin cambios frecuentes o repentinos. No los favorece estar mudándose de escuelas". Dueñas indica que hay que tener presente "que durante el desarrollo infanto juvenil es recomendable que se les pueda garantizar cierta la estabilidad o posibilidad de anticipar aquellos cambios que puedan afectar su vida cotidiana".

Comentarios