Policiales
Miércoles 26 de Octubre de 2016

Deberá ir 30 días preso por festejar el triunfo de Newell's con un disparo

Un joven de 23 años que fue detenido en la puerta de su casa tras el partido clásico del domingo por festejar con un disparo al aire el triunfo de Newell's Old Boys deberá permanecer un mes tras las rejas con prisión preventiva.

Un joven de 23 años que fue detenido en la puerta de su casa tras el partido clásico del domingo por festejar con un disparo al aire el triunfo de Newell's Old Boys deberá permanecer un mes tras las rejas con prisión preventiva. La medida fue dispuesta en la audiencia imputativa de ayer, recibida con preocupación por su defensora pública y por su familia, que teme que pierda su empleo en una distribuidora. "Es un chico que nunca estuvo preso, ni siquiera por averiguación de antecedentes. Nos preocupa cuál va a ser la situación de él estando un mes en una comisaría", planteó la abogada María Eugenia Carbone, del Servicio Público de la Defensa.

Nicolás C. tiene 23 años y tiene trabajo estable en una distribuidora. El domingo, a las 17.50, fue detenido por el Comando Radioeléctrico en la puerta de su casa de Cazadores al 2400, en barrio Las Delicias, "por efectuar una detonación al aire con un arma de fuego" (un revólver calibre 38) que entregó al ser detenido sin resistirse.

En la audiencia la fiscal Andrea Vega lo acusó de portación de arma de guerra y pidió la prisión preventiva. La defensora, en cambio, solicitó que quede al cuidado de sus padres o en prisión domiciliaria con salidas laborales. Planteó que el caso se puede resolver con una probation y que en caso de recibir condena puede ser condicional, ya que no tiene antecedentes y el delito prevé una pena atenuada a 2 años y 4 meses cuando "las circunstancias del hecho y las condiciones del autor" demuestren que no hubo intención de fines ilícitos.

El joven, vestido aún con la ropa de Newell's que tenía al ser detenido, declaró: "Yo disparé al aire para festejar que habíamos ganado el clásico. Es una locura que a gente que roba la dejen en libertad y a mi, que use el arma para festejar, me dejen preso". Y explicó que tenía el revólver para defensa. No obstante, el juez Hernán Postma le dictó 30 días de prisión preventiva.

"Esta no es la clase de delito adonde apunta la política de la Fiscalía respecto de las armas y nos preocupa la situación del joven en un penal", dijo la defensora.

En tanto el padre de Nicolás, que es taxista, y su mamá, docente pública, presenciaron el trámite. "Es un chico que trabaja, que terminó el secundario. Hizo un solo disparo en el jardincito de casa. Enfrente hay una fábrica que estaba cerrada y ahora va a perder el trabajo", dijo el papá. "Lo que hizo es un acto de inconciencia, pero no es para que lo dejen preso", agregó. Carbone pedirá que la revisión en segunda instancia se realice con plazos urgentes, es decir, antes de que se cumpla el mes de encierro.

Comentarios