Lionel Messi
Jueves 20 de Octubre de 2016

De a tres, una costumbre de Messi

Sus goles en Barcelona liquidaron al City de Guardiola. También gritaron Di María y Cervi.

Triplete, o hat-trick como le dicen en Europa, una costumbre que Lionel Messi tiene más que afilada. Y ya no le importa a quién: esta vez a Manchester City, pero sobre todo a su gran ex DT Pep Guardiola. Los hizo en el 4-0 de Barcelona por la 3ª fecha de la Liga de Campeones de Europa. Todos de jugada. Gambeteando al arquero en el primero, zurdazo recto entrando por derecha al primer palo para el 2-0 y entrando cómodo por el centro para el tercero a los 69'. ¿Algo más? Sí, le hicieron un penal que Neymar desperdició y asistió al brasileño para el cuarto gol. Está con todo, como siempre, recuperado de la lesión y dando muy buenas señales para que el Patón Bauza prepare al seleccionado argentino alrededor de él para ir a Brasil, el 10 de noviembre por las eliminatorias.

Y de reojo, no hay que dejar de mirar para Francia, donde Angel Di María convirtió en el 3-0 de Paris Saint Germain (PSG) a Basilea de Suiza, con un fuerte derechazo. Pero como Rosario sigue aportando al fútbol mundial, en Portugal también se celebró un grito de estos pagos, el de Franco Cervi en el 2-0 de Benfica en su visita a Dinamo de Kiev.

   Leo regresó de titular y lo hizo a su estilo. Sin mostrar rastros de la rotura muscular en el aductor derecho que había sufrido en una práctica (en un primer momento hasta se habló de operarlo), que le hizo perder los últimos tres partidos con la selección argentina, fue la gran figura del partido de ayer en los 90', rápido e indescifrable para la defensa del equipo inglés dirigido por Guardiola, quien lo dirigió entre la temporada 2008/2012 y conoce mejor que nadie sus cualidades en una cancha y no pudo hacer nada para que sus jugadores eviten que el 10 los goleara.

   Con sus tres conquistas el crack rosarino incrementó los números de sus estadísticas, las que extendió a 41 veces sus tripletas (37 en Barcelona y 4 en la selección). Asimismo, esta fue la 7ª vez que lo hace por Liga de Campeones.

   Y para demostrar que ningún arquero puede resistirse, el primer gol se lo hizo al chileno Claudio Bravo y los otros dos al argentino Wilfredo Caballero.

   También es buena la noticia de que Di María se sacara de encima la muy mala racha de seis meses sin conquistas y un juego alejado de su realidad. Seguramente por eso celebró el gol, el primero del PSG a los 40', con mucha alegría. Lo mismo que el Patón, que se frotará las manos con la recuperación de Angelito.

   Y el tercer rosarino que pegó un grito fue Franco Cervi, que conectó en el área un rebote tras un propio remate y lo mandó al fondo de la red con un zurdazo cruzado.

   También el argentino Eduardo Salvio marcó de penal para los portugueses de Benfica, mientras que el Atlético de Madrid del Cholo Simeone venció 1-0 a Rostov de Rusia. Claro, todo pierde trascendencia porque en Europa juega Messi. Y cuando lo hace a su estilo es "el fútbol total", como dijo el DT Luis Enrique.

Comentarios