Edición Impresa
Domingo 19 de Enero de 2014

De trenes, clubes nudistas y premios

Cerca del aeropuerto, un grupo de hombres da rienda suelta a la práctica del nudismo y disfruta de fiestas con nombres extraños como Pool Party Fucking Sundays.

A metros del Jockey Club, en la zona oeste de la ciudad, a los vecinos los quieren proteger los narcos. En el otro extremo, en barrio Saladillo, la gente lleva un año reclamando soluciones a la ola de robos y arrebatos. Cerca del aeropuerto, un grupo de hombres da rienda suelta a la práctica del nudismo y disfruta de fiestas con nombres extraños como Pool Party Fucking Sundays. Y en el centro, un playa de estacionamiento que estuvo 16 años cerrada y desató un escándalo que le costó el puesto a un secretario de Planeamiento (que obviamente se recicló en otro cargo, como tantos otros casos) está a punto de abrir tras un extenso litigio judicial. Como se ve, Rosario da para todo. Incluso en enero, cuando existe la falsa creencia de que en esta ciudad no pasa nada.

   Esta semana gran parte de la agenda informativa se la llevó el tan anunciado regreso del tren de pasajeros Rosario-Retiro. Y sí, el faraónico plan de Néstor Kirchner de echar a rodar un tren bala tuvo que mutar en este, algo más realista. La cruzada igual no se presenta fácil. Es que el paso durante una década por el gobierno nacional de otro ex presidente, el caudillo riojano, dejó profundas huellas. Casi como el caballo de Atila, el legendario rey de los hunos. Pero en este caso por donde pasó el menemismo no sólo no creció más el pasto, sino que florecieron asentamientos irregulares que coparon las vías. Excluidos que siguen en la misma condición (a pesar de que se habla de otra década, pero ganada) y que habrá que correr de los rieles para que el tren regrese por estos lares.
  
Dinero. La discusión de fondo es quién pone el dinero que demandará trasladar a unas 2 mil familias. Ese será el eje del debate que abordarán este martes el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, y las autoridades locales y provinciales.

   Mientras tanto, los empleados municipales festejan haber logrado un bono de mil pesos. La amenaza de paro tuvo su efecto y de las raleadas arcas municipales salió el dinero. Lo que no se entiende es por qué si no hubo paro las peatonales igual estuvieron invadidas por vendedores ambulantes ilegales. Esa ya es una costumbre arraigada. Después de las 19, todos los días hay feria americana en pleno centro. Sólo resta que el municipio la publicite en sus portales como otro lugar turístico para visitar.

   El control no existe, a pesar de que durante esta semana se remarcaron los resultados de los operativos hechos por la supersecretaría creada luego de la inexplicable muerte de dos nenas en un juego del parque Independencia. La semana pasada cerraron una bailanta porque los vecinos la expusieron mediáticamente. Esta semana le llegó el turno a un club nudista que quedó al descubierto tras promocionarse en las redes sociales y captar la atención de un portal de noticias. Eso fue lo que le permitió a los sabuesos municipales detectar el reducto. Ergo, los muchachos se quedaron sin trencito alrededor de la pileta.

Estacionamiento. Por otro lado, es inminente la apertura de una playa de estacionamiento que estuvo 16 años en el centro de la polémica. Se construyó frente a la plaza 25 de Mayo, en Córdoba entre Laprida y Buenos Aires. Para hacerla, en épocas en que Hermes Binner era intendente, un secretario de Planeamiento avaló la demolición de una casona de valor patrimonial. Años después, otro funcionario autorizó lo mismo pero en el corazón del Paseo del Siglo. A los dos les costó el puesto. Hoy siguen en funciones dentro de la órbita estatal. No hay que olvidar que la política es algo así como el arte del reciclado.

Narcos. Quienes no se reciclan, sino más bien conviven con la basura, son los vecinos del barrio Gráfico. Un grupo narco los tiene amenazados y les sugiere que le paguen una mensualidad para poder vivir tranquilos. Lamentablemente los rosarinos parecen acostumbrarse a estas noticias. Términos como búnker y ajustes de cuentas ya son comunes en los medios de comunicación. Crecen mientras el gobierno provincial recibe premios internacionales por el abordaje de políticas de seguridad. Contrapuntos de este verano caliente que se resiste a registrar temperaturas normales. Paradójico, y más en una provincia “normal”.

Comentarios