Policiales
Jueves 19 de Mayo de 2016

De ser absuelto por venta de drogas, a ser condenado

La Justicia federal le dio 6 años de cárcel a un hombre de 61 años que en junio de 2007 había sido absuelto por fallas en el procedimiento policial

La segunda vez que Mario Floreal Silva fue sometido a juicio por la misma causa de narcotráfico no tuvo la misma suerte que la primera, cuando fue absuelto de culpa y cargo. Tras la apelación de la Fiscalía federal, la Cámara de Casación Penal revocó el fallo original y dispuso que se haga un nuevo juicio oral. En esta instancia, el hombre fue condenado a 6 años de prisión. En el mismo expediente también está involucrado Juan Antonio "El tarta" Jure, un hombre bastante conocido en el mundo de la venta de drogas en la ciudad, quien recibió en un juicio abreviado una sanción penal de 6 años de cárcel pero actualmente está prófugo (ver aparte).

Silva tiene 61 años y fue condenado el martes por el Tribunal Oral Federal Nº1 de Rosario integrado por Otmar Paulucci, José María Escobar Cello y María Ivón Vella. Los jueces lo hallaron responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por haberse servido de menores de 18 años. También deberá pagar una multa de escasos 650 pesos.

Buscaban herramientas. La investigación de la causa por la que fue condenado Silva se inició el 3 de mayo de 2005 a raíz de una denuncia presentada en la comisaria 20ª que dio cuenta de la sustracción de herramientas y un celular de un galpón de Gambetta 920 bis.

En el marco de la pesquisa, dos meses después el entonces jefe de Seguridad Personal de la UR II, Víctor Almada, solicitó una orden de allanamiento para una casa ubicada en French al 6900 donde presuntamente se encontrarían los bienes robados, donde se desarrollaban "actividades ilícitas y se observaban extraños movimientos de tres hombres de mediana edad".

El entonces juez de Instrucción Eduardo Suárez Romero ordenó el allanamiento y el mismo Almada fue al lugar, donde se apresó a Jure y Silva. Aunque los policías no encontraron los elementos que fueron a buscar, secuestraron 42 gramos de marihuana y 14 de cocaína por lo que dieron intervención a la ex Drogas Peligrosas. El caso pasó a la Justicia federal y los dos detenidos fueron sometidos a un juicio oral y público por tenencia de estupefacientes para comercialización.

Absueltos. En junio de 2007, el Tribunal Oral Federal 2 de Rosario integrado por Jorge Luis Venegas Echagüe, Beatriz Caballero de Barabani y Omar Digerónimo absolvió a los imputados tras declarar nula la orden de allanamiento emitida por el juez Suárez Romero y "todos los actos que fueron su consecuencia".

El tribunal dijo entonces que la orden del magistrado carecía de fundamentos y que "ni siquiera hay acto fundado y no se remite a investigaciones policiales". Además, señalaron que "se cometieron excesos porque la orden de allanamiento no ordenaba detener a nadie y que si se buscaban herramientas no se entiende por qué fueron a buscar (la droga) debajo de una baldosa".

Revocatoria. La Fiscalía apeló el fallo y el 18 de diciembre de 2008 la Cámara de Casación Penal revocó la absolución de Jure y Silva. En el fallo del Tribunal superior firmado por los jueces Juan Rodríguez, Liliana Catucci y Raúl Madueño no sólo se avaló el procedimiento ordenado por el magistrado de primera instancia Suárez Romero y encabezado por el comisario Almada, sino que también se criticó el accionar de la Justicia federal rosarina en las audiencias y se ordenó la realización de un nuevo juicio.

"Si bien el Código Procesal refiere a un auto fundado para el registro domiciliario, frente a la existencia de posibles actividades ilícitas merece recordarse que no se requiere la semiprueba de la existencia del hecho, ni de la autoría y culpabilidad del sujeto que ha de soportar la medida, pues ello implicaría que los jueces conozcan de antemano el resultado de la medida que ordenan", dijeron en ese momento los camaristas.

También sostuvieron que resultaba "válido el secuestro de elementos vinculados con otro ilícito que no sea el buscado", en este caso la droga y no las herramientas. Así se llegó al nuevo juicio que concluyó el martes y los fundamentos del fallo condenatorio que mandó a Silva a cumplir 6 años de prisión se conocerán el 24 de mayo.

Comentarios