Escenario
Sábado 07 de Enero de 2017

De pronto flash, las mejores películas de amor de verano

Clásicos, comedias musicales y una dosis de fantasía son una alternativa para disfrutar del cine que no pasa de moda.

Y de pronto flash: flechazo, romance y promesas de amor eterno. Las vacaciones y las altas temperaturas propician el hábitat perfecto para conocer a esa persona que no conocerías jamás en tu ciudad. Y el arte cinematográfico se inspiró en esta máxima para crear las películas más inolvidables. La temporada veraniega invita a tirarse a la pileta de clavado desde un trampolín y perderse en la playa hasta el atardecer. Mientras la chica del bikini azul acapara todas las miradas, el aire acondicionado espera por aquellos que huyen del sol para disfrutar del buen cine en la tranquilidad del hogar... Por eso si tu plan no es broncearte hasta quedar rostizado, Escenario te recomienda las mejores películas sobre romances de verano que no podés perderte. Los cinco títulos que nos recuerdan lo hermoso que es enamorarse en enero.

Empecemos con "Diario de una pasión" (2004). Melodramas si los hay, esta comedia romántica es una joya del género que pasa por todos los estados: el amor, la desesperación, la ira, la tristeza y el olvido. Ryan Gosling, el nuevo Brad Pitt, como dicen algunos, y la adorada Rachel McAdams, interpretan a Noah y Allie, una de las parejas más hermosas que dio el cine. Ella es una chica de una familia rica que pasa el verano en Seabrook y conoce a Noah, un joven del pueblo que trabaja en una fábrica de madera. Poco a poco se van conociendo y el amor nace, pero las diferencias sociales y económicas no tardarán en generar crisis en esta joven pareja que está disfrutando del mejor verano de sus vidas.

"Comer, rezar, amar" (2010) es otra cosa. Basada en el best-seller autobiográfico de Elizabeth Gilbert, el filme relata un viaje espiritual de una treintañera que decide quebrar con los mandatos familiares e irse sola de viaje a sanar viejas heridas. Mientras come spaghettis en Italia, medita en la India y recorre los paraísos de Bali, en Indonesia, Lizz, interpretada por Julia Roberts, va descubriendo que el mundo era más grande de lo que imaginaba. Es una película apasionante por sus paisajes, sus momentos de brillantez narrativa, que dejan una enseñanza con cada frase, y escenas de arena, mar y sol en las costas del sudeste asiático. Porque "muchas veces perder el equilibrio por amor es parte de vivir una vida con equilibrio".

Es imposible pensar en verano y que no aparezca la melodía de "Grease" (1978) con John Travolta y Olivia Newton-John bailando "You're the One That I Want". Basada en el musical homónimo de 1972, es un clásico que no pasa de moda, un shock de alegría para aprender los pasos de estos íconos del pop de los 70 y 80 que hicieron delirar al mundo entero. El musical cuenta la historia de amor del rebelde Danny Zuko (Travolta) y la inocente Sandy Olsson (Newton-John). Ambos se conocen durante el verano y al despedirse ninguno de los dos piensa en que se vayan a ver de nuevo. Pero se equivocaban: ella decide matricularse en el mismo instituto que su amiga Frenchy (Didi Conn) y lo último que esperaba era convertirse en compañera de Danny...

Para que su música original ganara un Oscar, tuvo que ser realmente conmovedora. "Verano del 42" (1971) marcó un antes y un después en las comedias de amor veraniegas, con el soundtrack de "The summer knows" (El verano sabe). Con Jennifer O'Neill y Gary Grimes en los roles principales, muestra a tres amigos que pasan las vacaciones de verano en una isla frente a la costa de los Estados Unidos en plena Segunda Guerra Mundial. Allí, Hermie (Grimes) se enamora de una mujer más grande, Dorothy (O'Neill), casada con un piloto militar.

Otra opción con tintes fantásticos es la comedia inglesa "Cuestión de tiempo" (2013), de los creadores de "Cuatro bodas y un funeral", que fusiona romance con el amor de padre e hijo. La historia cuenta la vida de Tim Lake (Domhnall Gleeson), que recibe la peculiar noticia de que él, al igual que el resto de los hombres de su familia, posee el don de viajar en el tiempo. Tim no puede cambiar la historia, pero sí lo que pasa con su propia vida y decide aprovechar el don para ¡conseguir una novia! Conoce a Mary (de nuevo la maravillosa Rachel McAdams) y se enamoran, pero un ajuste inesperado entre sus múltiples viajes a través del tiempo, podría significar que ellos nunca se conozcan. Una historia donde el amor y la familia se entrelazan mostrando que dar lo mejor en el amor y en la vida, significa renunciar al pasado y vivir cada momento.

Comentarios