Edición Impresa
Jueves 21 de Abril de 2011

De lleno en la batalla

Para Hermes Binner, como para la mayoría de los políticos santafesinos, ahora todo es campaña.

Para Hermes Binner, como para la mayoría de los políticos santafesinos, ahora todo es campaña. Pretender que a esta altura de las circunstancias (como lo exige Mario Barletta) se ponga por encima de los precandidatos del Frente Progresista emitiendo señales de ecuanimidad es tan utópico como creer que la campaña santafesina es similar a la de un cantón suizo.

Binner no podrá descuidar el territorio santafesino ni un solo día hasta el 24 de julio: las chances de su delfín Antonio Bonfatti están directamente ligadas a su presencia preelectoral (como lo admite el propio mandatario desde cualquier afiche callejero, siempre junto a su ministro de Gobierno) de cara a la interna, pero también a la general, sea cual fuere el postulante de la escudería socialista, a menos que Barletta sea el ganador.

La alta imagen que conserva Binner no es trasladable a los precandidatos del Frente, por lo que a la hora de disputar con el PJ la sucesión en el poder, el gobernador deberá seguir en campaña, lo que hoy por hoy le impide pegar un salto a la interna nacional como candidato a presidente.

Los socialistas definirán su estrategia electoral nacional a principio de junio, fecha que a los radicales se les estira como un chicle tras la última desazón interna: la renuncia de Ernesto Sanz a competir con Ricardo Alfonsín. En medio de la compulsa interna provincial, Alfonsín le aumenta la cotización a Binner, algo que molesta a los ucerreístas santafesinos. Curiosamente (o no tanto) el hijo del ex presidente demora su llegada a la bota para intentar levantar las chances de Barletta. ¿La indefinición del socialista respecto a una fórmula nacional mantendrá en la neutralidad a Alfonsín respecto de Barletta? En los próximos días se sabrá.

Al margen de los tironeos que recibe por la inoperancia opositora, Binner no se dejará arrastrar por cantos de sirena. Está pintado para la guerra santafesina tratando de que Bonfatti tenga su desembarco de playa.

Comentarios