Edición Impresa
Sábado 15 de Marzo de 2014

De lavar los platos a las patentes

Tanto el presidente del Conicet, Roberto Salvarezza, como el investigador del IBR Claudio Fernández remarcaron el resguardo que hoy se hace de la ciencia, al proteger a los investigadores. Como novedad en este campo, existe una nueva evaluación tecnológica en la cual se evalúa a los investigadores en proyectos. Aquí la idea no es separar la investigación básica de la aplicada,

"Las instituciones de ciencia y técnica hemos convenido en proteger a los investigadores que se hallan implicados en transferencias de conocimientos, y no evaluarlos con reglas inadecuadas, si un descubrimiento requiere tres años para desarrollarlo, les decimos que dejen todo y se dediquen a eso", contó Salvarezza. Y sobre las patentes de las investigaciones, explicó: "Tenemos áreas específicas para proteger el descubrimiento y acompañar al investigador, quien a veces debe negociar hasta con una multinacional. Ahora está protegida la propiedad intelectual, hace 20 años no había conciencia del valor económico social de una investigación".

Por su parte, Fernández mencionó que "hay un hecho importante: existen enfermedades que son endémicas, como el Mal de Chagas, y ahí no hay posibilidad de transferencia porque ninguna industria farmacéutica invierte cuando no hay ganancias. Ahí es la academia, el Conicet, quien debe llevar el emprendimiento desde la fase preclínica a la clínica".

Fecha histórica. Los científicos, hoy resguardados, no olvidan el 24 de septiembre de 1994, cuando la socióloga y demógrafa Susana Torrado advertía ante la prensa sobre el desastre que vivía la ciencia. Ante esa denuncia, el entonces superministro Domingo Cavallo, también ante periodistas, la mandó "a lavar los platos".

La comunidad científica reaccionó y se movilizó en defensa de la práctica científica y del respeto que la misma se merece. También realizaron un acto "enseñándole al ministro de Economía", y desde una radio pública, frente al despacho de Cavallo, repudiaron la falta de respeto a la mujer y a la ciencia.

Comentarios