Educación
Sábado 21 de Mayo de 2016

De la Universidad pública a la economía social y solidaria

Alumnos de la carreras de contador, estadísticas y administración, resaltan la ética profesional y el trabajo para la comunidad.

"En segundo año de la carrera de contador público estudiamos a las grandes empresas, sociedades anónimas y sociedades de responsabilidades limitada. En una clase debíamos hacer un trabajo sobre una entidad y nuestro grupo eligió tomar una pequeña y mediana empresa (Pyme), pero la profesora nos dijo que no podíamos elegirla porque se manejan de otra forma. No tenemos trabajos con sectores de la economía social y solidaria", indica Sofía González (22 años), alumna de quinto año de la Facultad de Ciencias Económicas y Estadísticas, de la UNR.

Para Ignacio Mariatti (22 años), de quinto año de la licenciatura de administración también de Económicas: "Deberíamos partir de tomar como base que la economía, en una universidad pública, debería ser una ciencia social, pero se la toma más como una ciencia exacta".

En tanto, Leandro Paradiso (24), también de quinto año de administración, dice que "no se estudia desde una conciencia social, algo fundamental en una universidad pública que funciona el esfuerzo de la sociedad, para quien trabajaremos".

Empresa y sociedad

Franco Ziraldo (22), también alumnos del quinto año de administración, remarca: "Se debe analizar la responsabilidad del empresario, ya que los recursos que se usa son de la sociedad y hay una ética profesional".

Y Sofía, apunta que "en primer año tenemos la materia ciencias sociales, pero es muy básica. Pero, cuando en una clase sobre costos, la profesora nos decía que al ir mal una empresa, lo primero que se corta es el costo laboral, en la salón con unas 120 personas, todos asentían".

Santiago Chiocca (27 años), de quinto de administración, explica que "esa situación es la real, la que se da en el mercado".

En tanto, Sofía, agrega: "La economía social y solidaria tiene un balance social distinto al de una sociedad anónima. En la carrera de contador tenemos una materia electiva sobre el tema en quinto año que antes se daba los sábados a la mañana y ahora pasaron a los lunes a las 7, es una electiva de las 6 que se pueden elegir. Pero el que no está involucrado no la conoce, además muchos creen que en una cooperativa se trabaja gratis".

Planes y tecnología

"Los planes de estudio necesitan una actualización y algunas materias requieren modificaciones. Por ejemplo, la asignatura de sistemas de información que hoy es tan necesario manejar, Pero no nos orientan" dice Franco.

Leandro le agrega: "No sirve que enseñen como se compone una computadora, no vamos a ser programadores, pero sí debemos manejar programas aplicables a nuestras prácticas". Indica que "dependemos mucho de los cursos que se dan por fuera de la facultad. Hay herramientas muy útiles para nosotros, como el Excel y Tango, que te piden en un trabajo, pero aquí no se ven".

Para Franco: "Se pierde tiempo y recursos en materias no tan necesarias, en lugar de poder acceder a ellas en la facultad, debemos pagar por cursarlas afuera".

Prácticas y trabajo

Magalí Orue, de 20 años y alumna de segundo años de la licenciatura en estadística, resalta que su carrera "es muy amplia". Indica que "todos los años se hacen pasantías, algunas pagas, y eso sirve para tener una idea de qué estamos estudiando. La estadística es muy amplia y se puede tomar en medicina, política, educación y sin salir con las prácticas, te gradúas no siempre se sabe a qué dedicarte".

Sobre el tema, Franco sostiene que "las materias son muy teóricas, no se trabajan con temas de actualidad nacional o internacional". Pero, sobre las prácticas, señala que "en administración tenemos una práctica profesional donde cumplimos horario de trabajo, durante 5 o 6 meses".

Por su parte, Sofía resalta que "la facultad está alejada de lo que es la realidad social del país. Al graduarnos necesitamos experiencia para acceder a cualquier trabajo, pero eso no te lo da la facultad. Sabés a que libro o ley recurrir, pero te falta lo práctico".

Pero, antiago rescata "las cuestiones técnicas que nos enseñan. También cada uno debe buscar".

Números y gente

"No me gustaría trabajar en un estudio contable, me interesan las finanzas públicas, especializarme en eso y en economía socio-solidarias", resalta Sofía.

"Hace dos años desarrollamos un proyecto de extensión, y tras los trámites en la facultad, recién ahora lo aprobaron. Nos acompañó una docente, pero los alumnos son los que deben proponer".

"Hay que enseñar a pensar, más que aprender de memoria —agrega Franco—. El titulo no enseña, sino habilita. Además, el tema de la ética es central".

Sofía acota: "El saber y resolver, no todos te lo inculcan".

Los estudiantes acuerdan en que "es necesario conocer instrumentos macroeconómicos y financieros". Ignacio agrega que "los números deben cerrar con la gente adentro". Y Franco advierte que no nos podemos confundir, por ejemplo: el déficit implica inflación porque el Banco Central debe emitir más moneda, pero si existen paritarias y los sueldos son relativos a la inflación, eso significa crecimiento, no crisis".

Comentarios