La ciudad
Miércoles 01 de Junio de 2016

De la mano de los Comités de Salud y Seguridad laboral llegan más fondos para arreglar escuelas

Si bien persisten muchas necesidades no resueltas, unos cuarenta establecimientos ya recibieron los subsidios.

Unas cuarenta escuelas de Rosario y la región comenzaron a recibir los fondos para resolver problemas puntuales de infraestructura. Responden a un relevamiento de unos cien establecimientos escolares realizado por los Comités Mixtos de Salud y Seguridad en el Trabajo. Sin embargo, advierten que persisten la ausencia de rampas y baños para personas con discapacidad en las escuelas, además de la falta de cargos como preceptores en las secundarias y de asistentes escolares.
A principio de mayo pasado, diferentes comunidades educativas de los departamentos Rosario, Villa Constitución y San Lorenzo se movilizaron hasta la delegación local del Ministerio de Educación santafesino para reclamar por diferentes problemas edilicios. El pedido llegó con un informe pormenorizado sobre la situación edilicia de cien escuelas de la zona. "Valoramos que ya hubo una primera respuesta oficial a este pedido, y que alcanza a unas cuarenta escuelas a las cuales ya les depositaron los subsidios correspondientes para arreglos puntuales y en forma independiente de lo ya venían tramitando las directoras. De alguna manera complementa y actualiza las respuestas a esos reclamos", señalaron Paulo Juncos y Daniel Couselo, integrantes de los Comités Mixtos en representación de Amsafé provincial.

La mayoría de las escuelas incluidas en este informe tenía problemas comunes como la necesidad de impermeabilizaciones en los techos, y arreglos por las filtraciones, además de refacciones de las instalaciones eléctricas. También marcaron que faltan rampas y baños para personas con discapacidad, hay un marcado reclamo de mobiliario, en especial de mesas y sillas, que se rompen y no se reponen o bien en los nuevos cursos abiertos en el secundario.
A esta lista de pedidos se suma la demanda de cargos que hacen a la organización escolar, como la de asistentes escolares y de mantenimiento de las escuelas, además de preceptores en las secundarias, de secretaría y hasta cargos directivos, ya que en algunas escuelas hay un solo personal directivo para absorber la tarea pedagógica, de dirección y administración escolar.
Juncos y Couselo destacan el valor de los comités para alcanzar respuestas a los reclamos, y en particular de la tarea que realizan los delegados docentes. Aseguran que son quienes acercan una mirada más amplia e integral de lo que pasa día a día en las escuelas y el estado de los edificios escolares, y por tanto se diferencia de la perspectiva más burocrática del Ministerio de Educación. "La mirada del delegado es más crítica y actualiza, muestra las condiciones en las que muchas veces se trabaja y cómo afectan la salud de los compañeros y los alumnos", reconocen. Citan como ejemplo cuando deben dar clases muy abrigados porque faltan vidrios o calefacción o bien cuando en el verano, cuando el calor es intenso, lo que falta es el agua.
Se suma que a pedido de los comités mixtos, se empezó a implementar la modalidad de que ya no sean las directoras las que deban pedir presupuestos para las refacciones, sino el propio Ministerio. "Sin dudas esto quita la carga laboral a los directivos, que le resta tiempo a la tarea docente. Queremos que se trabaje con otra lógica y si la estructura del Ministerio no alcanza para responder a todas las escuelas, deberán ir ampliándola", expresan Juncos y Couselo sobre este logro.

Acuerdan que la existencia de los comités de salud laboral por sí solos no resuelven los problemas en las escuelas, pero sí que son una herramienta válida para darles respuestas: "Es una herramienta válida para avanzar, sistematizar la demanda y además tener injerencia en la inversión en infraestructura".

Consideran que el trabajo en paritaria que realizan estos comités mixtos se apoya especialmente en el vínculo con la comunidad educativa, que es la que acompaña las demandas, se moviliza para garantizarlas a través de diferentes formas, como los reiterados abrazos solidarios a las escuelas. También afirman que si el Gobierno Provincial define invertir más en educación para ampliación y construcción de nuevas aulas, como la inversión de 530 millones de pesos anunciada por el propio gobernador Miguel Lifschitz a principio de este año, es producto del relevamiento presentado a nivel provincial por los Comités Mixtos a nivel provincial.

Actualmente, Amsafé provincial desarrolla un programa de formación sobre "Evacuación segura en edificios públicos". Está destinado a los delegados en prevención y abarca temas como un plan de emergencia y evacuación segura. Los Comités Mixtos de Salud y Seguridad en el trabajo se comenzaron a implementar a mediados de 2014 en Santa Fe (ley provincial 12.913).

Comentarios