Edición Impresa
Domingo 03 de Enero de 2016

Dani Pérez, músico

1. Paz se publicó en el sitio Bandcamp de la banda Alucinaria en febrero de este 2015 que nos deja. Su estribillo, al releerlo ahora, parece casi una premonición: "Paz / no quiero paz / quiero pelear / para no desaparecer". La muerte de Adrián Rodriguez, bajista de Raras Bestias en el Café de la Flor por una descarga eléctrica mientras tocaba, era completamente evitable. E hizo públicas de la peor manera posible las pésimas condiciones en las que nos desenvolvemos los músicos rosarinos, entre el hambre de lucro sin miramientos del privado y los subsidios y algún concurso del Estado.

2. Con la clausura de la Afsca, la continuidad de la ley de medios peligra. En esta normativa los músicos logramos, por primera vez en la historia, la inclusión de dos artículos para el fomento de nuestra actividad. El artículo 65 determina que las radios privadas de todo el país deberán emitir un mínimo porcentaje de música nacional (30 por ciento) y la mitad de ese porcentaje (15 por ciento) deberá ser de música producida de forma independiente (por los mismos artistas). Además, mediante el artículo 97 se financia el INaMu (Instituto Nacional de la Música): una herramienta imprescindible para mejorar las condiciones en que se ejercita nuestra actividad.

3. Hace un par de semanas, mientras tocábamos celebrando los 50 años de rock rosarino en el Día de los Derechos Humanos junto a montones de colegas maravillosos, mi amigo Cesar entonaba en Paz, una confesión y un anhelo "Si alguna vez el miedo me quebró / me hiciste levantar / y ahora quiero vida".

Comentarios