Edición Impresa
Sábado 23 de Abril de 2016

Dame fuego

"¡Vamos a estudiar! Estrategias para aprender a estudiar en el secundario" es la nueva publicación de Novedades Educativas. Un libro destinado a los alumnos de escuelas secundarias con 38 propuestas para trabajar en el aula. También incluye una guía para los docentes. Entre otros temas, incluye el trabajo en el texto, la búsqueda de información, los gráficos, la lectura. El texto también puede ser de interés para padres y demás profesionales de la educación.

Hablar de La Tetera ya supone ponerlo al lector en el ejercicio de volver a preguntar: “¿Cómo se llama la revista?” Sí, sí, escuchó bien: “La Tetera”. Comunicadores y colaboradores que hacen La Tetera son parte de las organizaciones de la diversidad sexual de Rosario que trabajan hace mucho tiempo en la problemática. Y en la alegría de la diversidad. La revista es de distribución gratuita. Impresa y gratuita. Toda una bandera.
  La primerísima edición de esta publicación gráfica rosarina, que se define a sí misma como “trinchera de la resistencia”, está muy bien editada, es fácil de leer y sobre todo, está llena de contenido urgente y necesario. Y es que en un medio autogestivo y “no producido en Buenos Aires”, combinar personalidad con información, no es tarea sencilla. Notas de opinión, entrevistas, crónicas, reseñas e información útil. El índice ya es de una diversidad casi amorosa: cupo laboral trans, entrevistas en primera persona (reasignación de sexo ? prostitución), una reseña sobre redes sociales, violencia institucional, políticas públicas, variopintos croniqueros, una reseña de libros imperdible, poesía marica y hasta teléfonos útiles! Mención especial a las merecidas referencias a dos íconos de la lucha de la comunidad trans: Diana Sacayán y Lohana Berkins. Colaboraciones de la talla de Marlene Wayar (homenajeando a Lohana), Ilse Fukova (homenajeando a Claudina Marek, activista lesbiana) son retazos imperdibles de la militancia LGTBI, que recoge La Tetera, para ser parte ella misma de la historia del movimiento.
  La revista ya se puede encontrar en centros y bares culturales, bibliotecas, centros de salud, sedes de diversas organizaciones y prontamente, los veremos recorrer los espacios de encuentros masivos (marchas, recitales, reuniones). Y claro que sí, será el nuevo fetiche en la Zona Roja. Comunicadores y colaboradores parecieran mostrar todo en este primer acercamiento, pero como en buena “tetera” (el misterio se revela al final), se reserva lo mejor para el próximo encuentro furtivo.

Comentarios