Edición Impresa
Sábado 06 de Agosto de 2016

"Dale gas"

"Dale gas", repite el conductor televisivo Johnny Allon antes de presentar un tema musical en su programa.

"Dale gas", repite el conductor televisivo Johnny Allon antes de presentar un tema musical en su programa. Dicha expresión puede resultar muy simpática cuando se trata de una emisión televisiva para entretenerse, pero no cuando Litoral Gas no hace bien su trabajo y encima parece burlarse del cliente con un atractivo e infantil dibujo que ilustra un folleto explicativo sobre los cuidados que hay que tener respecto del manejo del gas. "Litoral Gas se preocupa por la seguridad de su familia". Verdaderamente, señores, el servicio que ustedes prestan es paupérrimo. Y no hay logo aniñado que compense lo disconforme que me siento. Sentimos olor a gas en el jardín de mi casa. Mi marido se acercó a las oficinas de la empresa y al cabo de una hora se hicieron presentes en mi domicilio. La avería se trataba de una falla en el regulador del medidor, para lo cual, cortaron el suministro de gas y me explicaron que tenía que llamar a un gasista matriculado, una vez resuelto el inconveniente, ellos vendrían a restablecer el servicio. Una vez que el profesional reparó la pieza en mal estado, llamé a Litoral Gas para que vinieran a restablecer el servicio. Me atendieron de no muy buen grado y me dijeron que quizás vendrían hoy, o quizás mañana. En síntesis el gasista debía quedarse en mi domicilio-o irse y "hacer su vida normal" tal como me dijo la operadora, hasta tanto ellos "pudieran venir a hacer su trabajo". Llamé a las 17 del 20 de julio, eran las 21, un frío de locos y seguía sin gas. Realmente las empresas argentinas dejan mucho que desear, tanto sea por el servicio que prestan como por el destrato de las telefonistas. No estoy para nada a favor de la violencia, pero la película "Relatos Salvajes" refleja irónica y crudamente el trato de los empleados, ya sea del Estado o privados hacia su especie de súbditos o rehenes en que nos hemos convertido, ya que creo que tanta desprolijidad y corrupción nos ha llevado a vivir como en la Edad Media y en una mediocridad que no nos merecemos. No tuve gas por mucho tiempo, y ojalá que las señoritas que me atendieron y la empresa empiecen a hacer su trabajo como corresponde y sus empleados a tratar con respeto y educación a su clientes.

Silvina Possenti

DNI 22.988.993


El arte de convivir

Estamos en presencia de nuevos rumbos y horizontes diversos que caracterizan a la política exterior de nuestro país. Hay una febril actividad entre el presidente Macri y la señora canciller en reanudar las relaciones de Argentina con el resto de las naciones en el escenario mundial. Al decir de Malcorra, “hay que construir una política exterior que marque las potencialidades de Argentina y sacarla del reflejo de la política interna, ver lo que más le sirva al país”. Al decir de Macri: “hay que estar integrados al mundo y aprovechar todas las oportunidades”. Este pensamiento va en línea con lo que sostenía el ex canciller brasileño, Celso Lafer: “la política exterior consiste en convertir necesidades internas en posibilidades externas”. Pareciera que vamos dejando atrás la tendencia al aislamiento impuesto por los Kirchner. Así pareciera reflejarse de los recientes contactos con líderes políticos como Renzi, Hollande, Obama y otros que se sucederán próximamente. Esta vocación por promover la diversificación con la mayor cantidad de países, va más allá de buscar apoyo para que la reunión del G-20 en 2018, se realice en nuestro país. Si la diplomacia es el arte de convivir con todos, lo mejor posible, entenderemos mejor la estrategia de horizontes diversos propuesta por Macri-Malcorra. El trabajo dinámico, pero moderado del presidente comienza a marcar una positiva “diplomacia presidencial”. Y a la vez, la canciller combina sus conexiones internacionales, sus conocimientos específicos, con una gran capacidad de trabajo. El tiempo nos dirá si, como creemos, estamos en la senda correcta y provechosa de nuestra política internacional.

Jorge Bustamante

DNI 7.796.562


Entre pillos y correctos

Algunos romanos distinguían entre la honradez (de la cintura para arriba) y la honestidad: de la cintura para abajo. Creo que la mayoría de las personas tenemos dos morales: una para cuando nos ven y otra para cuando no nos ven. Y creo también que la decadencia de una sociedad se agudiza cuando pasa de la inmoralidad a la amoralidad: etapa en la que ya no se distingue el bien del mal. Pero quizás que seamos buenos o tramposos no pase de ser una costumbre. En tanto y según Coleridge, los hombres nacen platónicos o aristotélicos. Estos últimos son más proclives a la tersa rima “el que tiene vergüenza no cena ni almuerza”.

Julio Chiappini

DNI 6.071.522


Deberían dar explicaciones

Me agrada compartir con mis amigos, ideas, proyectos, propuestas. Creo que es una de las tantas formas de compartir la amistad. Pensaba en las distintas formas de gobiernos y monarquías que conocí en mis viajes y creo que la mejor, no la perfecta, es la democracia. Cuando leo que un ex vicepresidente procesado; un ex montonero, Vaca Narvaja; un golpista nato, Fernando Esteche; un ex gobernador Mariotto, entre otros, propician la caída de un gobierno legal, sin esperar elecciones, me hacen dudar de la efectividad de la democracia. Opinar libremente me parece correcto, propiciar la caída de un gobierno democrático, me parece una aberración. Dejar que los que robaron el país, critiquen y levanten a los ciudadanos, sin explicar sus fortunas mal habidas, no me parece de una democracia. En vez de hablar tanto; algunos que estuvieron en la función pública ayer, y hoy son multimillonario, deberían demostrar de dónde sacaron los millones.

Carlos A. Borisenko


A la Fundación Benetti

Por este medio quiero agradecer profundamente a la Fundación Benetti, a su director, Federico Benetti y al excelente plantel de médicos que lo acompañan, donde no sólo brindan su profesionalismo, sino que también la calidad humana que cada uno de ellos posee. Cuando llegué hace tres meses a con un serio problema de salud, debieron realizarme una intervención quirúrgica que cambio mi vida. Es por este motivo que mi familia y yo, en especial, estaremos eternamente agradecidos.

Roque Zorn

DNI 12.332.256

Comentarios