Edición Impresa
Martes 28 de Octubre de 2014

Curó a quienes lo curaron

La carta tiene un nivel de calidez inusual. Se la hizo llegar, cuentan, un referente de la medicina en Rosario a otro referente, pero de la actividad comercial y empresarial.

La carta tiene un nivel de calidez inusual. Se la hizo llegar, cuentan, un referente de la medicina en Rosario a otro referente, pero de la actividad comercial y empresarial. El autor de la misiva es el doctor Roberto Villavicencio, y quien la recibió y se emocionó al leerla es Elías Soso. “Ese temple que usted tiene evidenciado en décadas de tesonero trabajo, también templó su espíritu y su cuerpo y yo esto lo pude comprobar al tenerlo como paciente en las instituciones del Grupo Oroño y no dudar en calificarlo como el mejor paciente deseable, el paciente paciente, el paciente con paz y entereza, el paciente siempre agradecido, en definitiva el paciente que parece que es él el que cura a los que atienden”, dice un fragmento. Un homenaje que incluye conceptos merecedores de ser valorados por todos.

No quiere que lo reten

El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, estaba invitado a disertar en un panel sobre “¿Cómo se previene el lavado de activos provenientes del narcotráfico?”, pero avisó que estaba retrasado y que llegaba al final. Cuando apareció, dijo que no iba a ser parte de la mesa de debate porque no quería responder preguntas y advirtió que sólo iba a exponer. Los organizadores anunciaron por los parlantes la maniobra de Vanoli para que supieran el motivo por el que no participaba del debate, lo que hizo más embarazosa la situación. Desde su equipo explicaron a los organizadores que como era su primera exposición en público, Vanoli no iba a responder preguntas. Es que el titular del Central quiso evitar un nuevo reto del ministro de Economía, Axel Kicillof, quien le hizo un reproche luego que revelara que el gobierno pretende acordar a partir de enero con los fondos buitre.

La cartera de Lilita

Luego de generar una gran polémica puertas adentro del Frente Amplio Unen cuando se retiró mientras el senador Fernando “Pino” Solanas hablaba, la diputada Elisa Carrió adoptó la costumbre de avisar qué va a hacer cuando se levanta de una charla pública en la que participa junto a algún dirigente. Así lo dejó en claro la semana pasada cuando se reunió con la senadora del PRO Gabriela Michetti en un café porteño. “Me levanto, pero aclaro que voy a fumar. Porque ahora, cada vez que me levanto en una charla, piensan que me voy. Cuando me levanto y agarro la cartera es porque me voy; si no la agarro, es porque salgo un ratito”, explicó.

Comentarios