Ovación
Domingo 28 de Agosto de 2016

Cuna canalla, nuevo desafío

Cedidos a préstamo por Central, Nicolás Da Campo y Maximiliano González comparten el plantel en Quilmes, en el que serán titulares hoy, algo que ansía cualquiera, más ellos que jugaron poco en el canalla. El destino les puso por delante un rival que conocen bien de las inferiores auriazules. Pero jugar contra Newell's no les genera nada en particular. "Hoy pienso en dar el máximo por esta camiseta", aclara Da Campo. "No lo tomo como algo especial", expresa González.

Cedidos a préstamo por Central, Nicolás Da Campo y Maximiliano González comparten el plantel en Quilmes, en el que serán titulares hoy, algo que ansía cualquiera, más ellos que jugaron poco en el canalla. El destino les puso por delante un rival que conocen bien de las inferiores auriazules. Pero jugar contra Newell's no les genera nada en particular. "Hoy pienso en dar el máximo por esta camiseta", aclara Da Campo. "No lo tomo como algo especial", expresa González.

Maxi González, de 22 años, se fue con 12 partidos en la primera canalla. El último fue en la victoria contra Independiente de Chañar Ladeado por 3 a 1, por la Copa Santa Fe, con dos goles suyos. El volante central asegura que irse de Central no fue una "frustración", al contrario, se sintió "muy bien" el tiempo que formó parte de un plantel protagonista, aunque justamente por eso "quizás se complicó un poco" tener mayor participación.

Da Campo, de 21, tampoco contó con demasiadas chances. Apenas jugó seis encuentros con la auriazul, debutando antes que su compañero, en noviembre de 2014 contra Olimpo (1-1) en Bahía Blanca. González lo hizo en febrero de 2015 frente a Racing (1-0) en Avellaneda.

Todo eso es pasado. El presente los encuentra en Quilmes, ¿con qué objetivo? "Primero que nada, salvarnos del descenso. Hoy esa es la realidad y hay que asumirla", señala Da Campo.

"La idea es mantenerse en primera. Hay muchos refuerzos, todos chicos nuevos, y nos vino bien que se atrasó un poco el torneo para conocernos más, para afianzar la idea de juego", añade González, quien junto a Da Campo son dos de la veintena de caras nuevas del plantel cervecero.

¿Y cómo fue la adaptación después de varios años en Central? "Los compañeros me ayudaron rápido a instalarme en Quilmes. Además lo tengo a Maxi González. Nos ayudamos mutuamente porque por ahí uno extraña y tomar unos mates juntos te hace distraer un poco. Vivimos en el mismo edificio, pero en departamentos separados", cuenta Da Campo, nacido en Capitán Bermúdez.

"Quizás los primeros días fueron los más difíciles. Lo que más extrañé al comienzo fue mi familia, que se encuentra toda en Fray Luis Beltrán", dice González.

Da Campo responde con un rotundo "no" cuando se lo consulta si se trata de un partido especial enfrentar a Newell's. "Hoy pienso en Quilmes y dar el máximo por esta camiseta. Después si el resultado es positivo va a tener otro gustito por mi pasado en Central y por haberme formado allí. Pero hoy mi único objetivo es ganar los tres puntos", asegura.

"No lo tomo de esa manera, como algo especial. Hay nervios, pero por tratarse del debut en el torneo y en el equipo", expresa González, antes de reiterar que lo importante es que encara "una nueva etapa" en su carrera, "muy linda para sumar experiencia y ganar en confianza en uno mismo".

Comentarios