Cultura y Libros
Domingo 10 de Septiembre de 2017

Museos a pura pantalla

El cruce entre tecnologías digitales y arte se extiende cada vez más. En la web miles de páginas acercan obras en excelente calidad.

No hace demasiado frío, el sol atrapa para estar fuera. Es un día para pasear. Ella pide un café, adapta su pantalla para estar al exterior e ingresa el Rijksmuseum, de Amsterdam. Hace algunos años estuvo allí. Ante el escaso tiempo para recorrerlo en su totalidad, en la previa de la visita, había armado un recorrido para encontrar obras clave. Aún recuerda la conmoción al estar frente a La ronda nocturna, de Rembrandt. Estuvo casi una hora observando el cuadro. Ahora vuelve a esa sala, al ver en su pantalla la obra otra vez. Acerca la lupa virtual y logra ver detalles que en aquella visita jamás hubiera imaginado. El museo holandés ha colgado toda la colección en la web. Una tendencia que se esparce por internet día a día.

La tecnología digital aplicada a los museos es una oportunidad más que interesante. Permite democratizar el acceso, abrir espacios de diálogo y promover el intercambio de ideas. Las herramientas son múltiples, desde una página, a una cuenta en Twitter, un sitio en Facebook o una aplicación para celulares, por citar los recursos más tradicionales. Pero, claro, también está dentro de los museos a través de la realidad aumentada o piezas interactivas, entre otros tantos recursos.

Sin dudas, el sitio creado por Google, Arts & Culture, es casi el lugar ideal para el navegante que quiere perderse por los museos del mundo. Reúne imágenes, información y, en algunos casos, visitas virtuales a museos de más de 70 países. No sólo están incluidos como colaboradores de la página los museos sino que también hay materiales aportados por archivos, bibliotecas, bienales y colectivos de artistas, entre otros. De Argentina encabeza el Museo Nacional de Bellas Artes a los que se suman 10 organismos más, entre los que se encuentran iniciativas municipales y también colectivos de grafiteros.

A modo de guía , y también como una suerte de invitación a navegar por museos u otros sitios similares en la web, acá una bitácora para empezar el viaje y para conocer cómo impactan algunas iniciativas ligadas al mundo digital en gestión museológica.

Menos congestión

El Museo Británico (www.britishmuseum.org) está desarrollando tecnología "a medida" para combatir la congestión en sus galerías más populares, ya que puso en marcha un plan de trabajo para seducir a los visitantes a alejarse un poco de las piezas o exposiciones estrellas para buscar objetos menos conocidos ubicados en otras galerías.

Una opción, que se evalúa es que cuando algún asistente al museo pase por las galerías congestionadas en el mismo momento reciba información en su teléfono celular sobre la obra que está por observar pero también sobre otras que le podrían interesar y luego guiarlo hasta ellas.

El museo está examinando los gustos y las decisiones de sus visitantes, para desarrollar la tecnología que ponga en igualdad de condiciones las obras que desean ver con similares que no saben que existen.

La "solución hecha a medida"buscará ayudar a los turistas a salir de la piedra Rosetta, las esculturas y las momias del Partenón, y utilizar las partes menos visitadas del museo.

Por estos días, el museo pide a los visitantes su opinión sobre qué partes de la colección son más populares y presta especial atención a qué obras son las más fotografiadas, mientras un grupo de expertos diseña nuevas estrategias comunicacionales.

Emoticones de arte

En reiteradas ocasiones cualquier usuario de un teléfono celular, tablet o computadora se cruza con la pregunta "¿Qué estás pensando o sintiendo hoy?". Trascartón se ofrece un emoticón, un ícono que pretende representar ese estado de ánimo o, a esta altura, lo que fuera. Bien, el Museo de Arte Moderno de San Francisco (SFMOMA) ofrece emoticones de arte que se pueden solicitar vía mensaje de texto. Eso sí por ahora el servicio está sólo disponible para EEUU, pero el museo advierte desde su Twitter que como la respuesta ha sido "tan positiva", está buscando ampliar su alcance a nivel mundial.

En las galerías del museo sólo se llega a exponer un 5 por ciento del total de obras (casi 35 mil) y eso llevó a sus autoridades a buscar herramientas de divulgación de su patrimonio.

"Envíeme SFMOMA" es un servicio de SMS que proporciona un método accesible, personal y creativo para compartir la amplitud de la colección con el público. "Enviarme" seguido de una palabra clave, un color o incluso un emoticón y el usuario recibe una imagen de la obra de arte relacionada al pedido con la respectiva información, a través de un mensaje de texto. En su teléfono puede aparecer una obra de Frida Kahlo o de Yves Klein, por poner solo un par de ejemplos.

Leonardo, en mi escritorio

"Se trata de una colección sin orden, extraída de muchos papeles, que he copiado aquí, con la esperanza de ordenarlos más tarde, cada uno en su lugar, de acuerdo con los temas que tratan", escribió con cierta esperanza Leonardo da Vinci (1452-1519) sobre lo que luego de su muerte tomó la forma de cuadernos. Parte de esos manuscritos hoy se pueden apreciar desde cualquier dispositivo gracias al trabajo realizado desde la British Library (http://www.bl.uk/manuscripts).

Los manuscritos, en italiano, están escrito en la característica "escritura espejo" de Leonardo, zurdo y moviéndose de derecha a izquierda. El bloc de notas no era originalmente un volumen encuadernado, sino que fue creado después de la muerte de Leonardo de papeles sueltos de varios tipos y tamaños. Muchas de las páginas fueron escritas en 1508; otros vienen de diferentes épocas en la vida de Leonardo, cubriendo prácticamente toda su carrera. "La variedad de temas —desde la mecánica hasta el vuelo de las aves— demuestra la casi compulsiva curiosidad intelectual de Leonardo sobre cuestiones científicas y técnicas", se comenta desde la página que ofrece semejante maravilla.

Arte chino a un clic

El Museo Nacional del Palacio de Taiwán, que cuenta con una de las colecciones más grandes del mundo de objetos y obras de arte chino, se expande en el mundo digital. El museo ha digitalizado 70 mil imágenes de sus vastas colecciones.

Las fotografías están disponibles para descargar de forma gratuita, junto con información sobre las historias de los objetos, (http://theme.npm.edu.tw/opendata).

El Museo Nacional del Palacio integra el grupo de los cinco más importantes del mundo, junto con el Louvre en París, el Británico en Londres, el Hermitage en St. Petersburg y el Metropolitano de Arte de Nueva York. Desde su inauguración en 1965, es considerado el museo más destacado de antigüedades chinas del mundo.

Las más de 650 mil piezas que componen su colección es el fruto de siglos de historia y formaron parte del acervo de los emperadores de China, sacadas de prisa de la Ciudad Prohibida cuando el ejército japonés avanzaba hacia Beijing en 1931. La historia de la travesía de la colección a lo largo de una China caótica y desgarrada por la guerra, y luego su traslado a Taiwan debido a la derrota en la guerra civil del régimen del Kuomintang, es tan épica como asombrosa.

A la vez, el museo está utilizando tecnología digital para crear animaciones sobre pinturas, usa pantallas táctiles para reconocer formas y texturas en piezas de caligrafía y compone imágenes en tres dimensiones para conocer en detalle piezas históricas. A un clic.

Comentarios