Cultura y Libros
Domingo 25 de Junio de 2017

El Año Saer finaliza su recorrido en Rosario

Un destacado panel y el estreno de una película en la Plataforma Lavardén cierran 365 días dedicados al estudio, la difusión y la celebración de la obra del autor de Glosa

Un destacado panel y el estreno de una película en la Plataforma Lavardén cierran 365 días dedicados al estudio, la difusión y la celebración de la obra del autor de Glosa

El próximo miércoles, en la Plataforma Lavardén, se vivirá el último momento importante del intenso y fecundo Año Saer. Esa jornada no será una más porque se cumplirán ochenta años del nacimiento del autor de Cicatrices, fecha redonda que motivó este programa del Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe, que tuvo como objetivo estudiar, difundir y celebrar la obra y figura del narrador santafesino.

Durante estos 365 días que transitó el Año Saer, el ministerio publicó tres libros (El lugar de Saer, Una forma más real que la del mundo y A medio borrar), construyó y exhibió la muestra Conexión Saer, solventó la producción del filme Toublanc y realizó el Coloquio Internacional Saer en la ciudad de Santa Fe.

La jornada de cierre del Año Saer comenzará a las 18.30 con las palabras de la ministra de Innovación, Chiqui González, Martín Prieto (curador del programa) y Paulo Ricci, secretario de Desarrollos Culturales. Luego continuará con una mesa de reflexión sobre la obra del creador de Glosa que estará integrada por los escritores e investigadores Beatriz Sarlo, Nora Avaro, Alan Pauls y Martín Kohan. Tras el intercambio de ideas, se estrenará en Rosario el filme Toublanc, de Iván Fund.

La trama que sostiene a Toublanc

Inspiradas en la vida y obra de Saer, tres historias se sedimentan en esta suerte de relato policial disperso. Philippe Toublanc, un policía de la Brigada de Homicidios de París, vuelve a su pueblo natal en Bretaña para investigar el caso de un joven obrero que fue asesinado por otro de un estacazo en la cabeza en un baldío vecino.

Clara Ríos, una profesora de francés que vive con su perra en Santa Fe, se queja de un caballo que han dejado atado en la esquina de su casa. Un día un oficial golpea su puerta para tomarle declaraciones. Han encontrado a un hombre muerto en un baldío vecino y no hay rastros del caballo. Un caballo marrón, flacucho, es el único testigo del homicidio, pero es también el único que nunca lo podrá contar.


Comentarios