Cultura y Libros
Domingo 13 de Agosto de 2017

Con el arte como excusa

En el septuagésimo aniversario de la Facultad de Humanidades y Artes, obras de medio centenar de reconocidos artistas se exponen en el Museo Castagnino. La muestra constituye, al mismo tiempo, una forma de dar cuenta de la relación entre las dos instituciones

Quizás sin que se vea a simple vista una suerte de constelación conecta las historias del Museo Castagnino y la Facultad de Humanidades y Artes, en particular de su Escuela de Bellas Artes. Ambas instituciones este año cumplen aniversarios "redondos", el museo 80 años y la facultad, 70. Develar parte de esa filigrana es lo que propone una muestra que se expone en las salas de Pellegrini y Oroño.

  "Esta coincidencia fue el punto de partida del recorte establecido a partir de las relaciones entre ambas instituciones, haciendo especial hincapié en el derrotero de la carrera Bellas Artes como integrante de esta casa de altos estudios", explica María Laura Carrascal, curadora de la muestra.

   Así, obras de artistas históricos y contemporáneos conviven en esta exposición a partir de una mirada integradora sobre la colección del Museo Castagnino+macro. Los trabajos abarcan variados temas y tendencias estéticas, técnicas y materiales utilizados por un nutrido grupo de creadores que formaron y forman parte de la carrera de Bellas Artes.

   La carrera se remonta a la década de 1930, cuando se creó en la Escuela Normal Nº 2 el Profesorado de Dibujo, devenido a mediados del siglo XX en Escuela Superior de Bellas Artes dependiente de la Universidad Nacional del Litoral, hasta que se instituyó en 1968 la Universidad Nacional de Rosario y se incorporó como Escuela Universitaria de Artes Plásticas. A partir de 1979 se integra a la antigua Facultad de Filosofía como Escuela de Bellas Artes, motivo por el que cambia su denominación a Facultad de Humanidades y Artes.

   "En sintonía con la institución que la cobija —señala Carrascal—, la Escuela de Bellas Artes ha sido un espacio de trabajo y de formación de grandes creadores que trascendieron con su obra las fronteras locales y nacionales, un hecho que afirma el lugar destacado de la ciudad como referente cultural. Profesores, egresados y alumnos componen un crisol de propuestas".

   Y esa pluralidad es la que se puede reconocer en las obras expuestas en el Museo Castagnino. Entre otros, forman parte de esta constelación representantes de la primera generación de artistas locales, integrantes del Grupo Litoral, miembros del Grupo de Vanguardia de los años 60 y creadores de las décadas siguientes hasta llegar al presente.

   

Hasta el 10 de octubre, en Museo Castagnino, Oroño y Pellegrini. Lunes, miércoles, jueves, viernes, sábados y domingos de 14 a 20. Y los domingos, en el marco de Calle Recreativa, de 10 a 13. Martes cerrado. Entrada libre y gratuita. Aporte sugerido: 10 pesos.

Comentarios