la_region
Viernes 07 de Octubre de 2016

Cuestionan cómo se trató el caso del Defensor detenido en Coronda

El Defensor Provincial, Gabriel Ganón, relativizó la responsabilidad del implicado y reivindicó la vigencia del principio de inocencia

El Servicio Público Provincial de Defensa Penal dio a conocer desde su página oficial en internet un comunicado mediante el cual cuestionó el modo en que se trató el caso sobre la detención de un abogado, de 43 años, domiciliado en Colastiné y que se desempeña como Defensor Adjunto del sistema penal de la provincia, quien fue detenido el miércoles por la mañana en la Cárcel de Coronda por haber pretendido entrar una mochila en la que encontraron dos cápsulas con una sustancia blanca. Mientras tanto, el titular de la cartera judicial, Gabriel Ganón, esgrimió que se informó mal porque "aún no se hicieron las pericias para constatar que la sustancia encontrada sea cocaína".

Si bien no se confirmó, tampoco se descartó la hipótesis por lo que el juez, Francisco Miño, inició una causa en la justifica federal por presunta violación a la ley de estupefacientes y luego ordenó liberarlo.

En el comunicado se adujo que "en relación a los hechos que involucraron al Defensor Público Adjunto de esta Defensoría Regional de la Primera Circunscripción Judicial en una causa penal por estupefacientes, es deber señalar la falta de información con la que se manejaron muchos medios de comunicación, que tergiversaron lo ocurrido, juzgaron y condenaron al funcionario".

"El Defensor solicitó a pedido de un interno condenado la restitución de una mochila junto con los elementos que contenía en su interior (indumentaria y una biblia); y con acuerdo de la Fiscalía la retiró de esa sede en una bolsa de consorcio negra para entregársela al interno, atento a la falta de familiares y allegados y por razones humanitarias (contenía ropa). En el interior del penal el Defensor solicitó la requisa de la mochila, ya que las pertenencias de los defensores no son requisadas", argumenta el documento.

También señala que "en la mochila se encontraron dos trocitos de papel semiabiertos (no tubos, ni envoltorios plásticos) con un polvo blanco, del que no se tenía ninguna clase de sospecha, ya que la mochila fue secuestrada por personal policial, remitida a la Fiscalía y entregada por ésta al Defensor. La sustancia aún no fue peritada y por tanto no se determinó qué es, a pesar de que los medios dieron por cierto que era cocaína".

"En este esquema queda en claro que la tergiversación generó gran perjuicio psíquico y emocional a nivel no sólo del profesional actuante, sino también de su contexto familiar, así como un ilegítimo manto de sospecha sobre la actividad de los Defensores Públicos. Se deja aclarado que a tenor de lo ocurrido se pusieron en funcionamiento los mecanismos jurídicos de rigor que esclarecerán definitivamente la cuestión", argumentó.

Contracara. El texto está destinado a desmentir los dichos públicos del director del Servicio Penitenciario de la provincia, Pablo Cococcioni, quien relató que el involucrado "llegó cerca de las 10. Tenía su credencial. A los abogados no se los requisa corporalmente, pero sí sus pertenencias. Este señor tenía una mochila. Cuando los guardias la abrieron, hallaron en su interior los dos capuchones con esa sustancia blanca, que aparentemente era cocaína", dándose por ello intervención de personal de la Dirección de Prevención y Control de Adicciones y el caso fue remitido a la Justicia Federal, que dispuso la detención del Defensor Público y el secuestro de la sustancia.

Más duro fue Ganón al decir por radio que "hay que poner las cosas en claro y dejar de circular información que probablemente afecte el honor y el nombre de una persona sin haber realizado aún algún tipo de investigación y con datos que son absolutamente tendenciosos, maliciosos, que no podrán reparar el daño que pudiese ocasionar" y criticó a Cococcioni diciendo que "tampoco tiene muy claro al relatar cómo ocurrieron las cosas, si la sustancia que se encontró era cocaína y si estaba en condiciones de ser consumida" .

Además consideró razonable que se abra una investigación, que se plantee de ese modo la situación, porque la mochila pasó por varias manos y muchas personas sabían hacia donde iba la misma. "El abogado sabía que cuando llevara esa mochila, sería requisada y no tenía por qué hacerse responsable de un objeto que no le pertenecía, que iba ser derivado al interno y revisado previamente".

Añadió que la mochila "debió ser revisada anteriormente por la Fiscalía y la policía". En este sentido manifestó que es un hecho que "habrá que investigar, cuestión que vamos a hacer administrativamente también desde la Defensa Pública para saber qué ocurrió. Que se vanaglorie Cococcioni de esto me indigna y me provoca asco. Indigna también que el secretario busque hacer leña del árbol caído cuando debería mostrar a todos la droga que secuestran en las cárceles de la provincia".

Comentarios