Economía
Miércoles 05 de Octubre de 2016

Cuestionamientos de ATE y CTA Autónoma

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma cuestionaron ayer en Diputados el proyecto de presupuesto enviado al Congreso y aseguraron que la iniciativa prevé "la eximición del pago de impuestos por 355 mil millones a los grandes grupos económicos".

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma cuestionaron ayer en Diputados el proyecto de presupuesto enviado al Congreso y aseguraron que la iniciativa prevé "la eximición del pago de impuestos por 355 mil millones a los grandes grupos económicos".

Una delegación sindical realizó "fuertes cuestionamientos" ante los legisladores nacionales y les entregó el informe "Análisis del presupuesto de la administración pública nacional", elaborado por el Instituto de Estudios de Estado y Participación (Idep).

En el encuentro participaron el titular de la ATE nacional, Hugo Godoy; Horacio Fernández y Ana Rameri, del Idep; Ricardo Peidro, de visitadores médicos; Luis Tiscornia, Conadu Histórica, y Jorge Yabkowski, jefe de la Federación Sindical de Médicos.

Los sindicalistas fueron recibidos por los legisladores nacionales Felipe Solá (Frente Renovador), Alicia Ciciliani (PS), Edgardo Depetri (FpV) y Pablo López (Partido Obrero).

"Es un presupuesto de ajuste, porque reduce en términos reales las previsiones para los aumentos salariales; continúa previendo mejoras en cuotas que no exceden el 17 por ciento y no permite recuperar la pérdida de 2016 para los trabajadores activos y los jubilados", puntualizó Godoy en un comunicado. Añadió que la iniciativa oficial también reduce los presupuestos para políticas sociales, porque teniendo en cuenta "una realidad con el 32,2 por ciento de pobres y que en 2016 crecieron en un millón y medio, se profundizó esa situación para uno de cada tres argentinos, por lo que las previsiones en el sector bajan un 3,5 y, en el área de la salud, en un 3", aseveró.

Godoy sostuvo que "no está previsto un presupuesto para un plan de viviendas y, menos, para la emergencia social que la ATE reclamó junto con las organizaciones sociales con las que se movilizó oportunamente desde San Cayetano a Plaza de Mayo". Sin embargo, aclaró que el presupuesto prevé que uno de cada cinco pesos sean utilizados para "el pago de intereses de la deuda interna y que se exima del pago de impuestos en alrededor de 355 mil millones de pesos a los grandes grupos económicos".

Por último, remarcó que "se trata de un presupuesto que prevé transferencias para los sectores más concentrados de la economía y que continuará afectando a los grupos sociales que menos tienen".

Comentarios